¿Sientes que tu pareja y tú son uno mismo? Podrías tener razón, ya que un estudió comprobó que cuando una pareja se siente atraída mutuamente y hay enamoramiento, su ritmo cardiaco se sincroniza. 

El estudio, liderado por Eliska Prochazkova, de la Universidad de Leiden en Países Bajos, fue publicado en Nature Human Behavior.

¿Por qué las parejas enamoradas sincronizan su ritmo cardiaco?

Los investigadores afirman que los seres humanos son animales sociales cuyo bienestar está determinado por la capacidad de atraerse y conectarse entre sí, a menudo a través de breves interacciones

(Foto: Pexels) 

Hay muchos factores que promueven la atracción entre dos personas, como las características físicas, movimientos, reacciones y expresiones sutiles. 

Para detectar que las parejas enamoradas sincronizan su ritmo cardiaco, los investigadores monitorearon a parejas en citas de la vida real fuera del laboratorio.

Les pidieron a los participantes que usaran unos anteojos de seguimiento ocular con cámaras integradas y dispositivos para medir señales fisiológicas, incluyendo la conductancia de la piel y la frecuencia cardiaca

Observaron que las señales como las sonrisas y las miradas fijas, no se asociaron significativamente con la atracción. 

Por su parte, la atracción pudo predecirse por la sincronía en la frecuencia cardiaca de las parejas enamoradas, así como por la conductancia de la piel y los hechos inconscientes.

Con estos resultados, los investigadores concluyeron que la atracción de las parejas que interactúan aumenta y disminuye a medida que sus niveles de excitación subconsciente aumentan y disminuyen en sincronía. 

La respiración también se sincroniza en los enamorados

Estos resultados coinciden con los de otro estudio publicado en la revista Journal of Psychophysiology, donde el profesor de psicología Emilio Ferrer, de la Universidad de California demostró que querer a alguien provoca cambios a nivel fisiológico como que el ritmo cardiaco de la pareja sea simultaneo o que ambos respiren al mismo tiempo. 

(Foto: Pexels) 

Concretamente, el especialista analizó a 32 parejas de enamorados y les pidió sentarse a unos metros de distancia y a relajarse tanto como pudieran.

Luego midió su presión arterial y su frecuencia cardiaca respiratoria, encontrando que los corazones de los enamorados latían al mismo tiempo y su inhalación y exhalación del aire era prácticamente el mismo.

Algo curioso que encontraron es que las mujeres mostraron una mayor tendencia a “acomodar” su respiración y su ritmo cardíaco al de su pareja.

“Tal vez sea una señal de que las mujeres se adaptan más a su pareja y tienen más empatía”, destacan los investigadores.

Para corroborar los datos, los investigadores llevaron a cabo el mismo experimento mezclando a los miembros de varias parejas entre ellos.

Los latidos del corazón y la frecuencia cardiaca no coincidieron en esos casos. 

“Las pruebas demuestran que la conexión entre dos personas no es sólo emocional sino fisiológico real y tangible”, dijo Ferrer.

Ya lo sabes, el amor no solo te hace sentir mariposas en el estómago también hace que tu corazón lata al mismo ritmo que tu enamorado, así que disfruta al máximo esta etapa.

(Con información de El Español) 

Para aprender más de...¿Cuáles son las 3 fases del amor?

La Real Academia Española señala que el amor es un sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser. El amor es un concepto universal relativo a la afinidad o armonía entre seres, cada quien vive el amor de manera diferente.
Las personas suelen iniciar una relación cuando se encuentran enamoradas de otra persona, de acuerdo con el psicólogo John Gottman, autor del libio “La nueva ciencia del amor”, el amor romántico cuenta con tres fases que están bien diferenciadas y que aparecen de forma secuencial.
La Fase 1 es llamada “limerencia” por los cambios físicos que genera. También recibe el nombre de fase de enamoramiento o de lujuria, y es la fase en la que nos encontramos más ilusionados y cuando más queremos ver a la otra persona. Nuestros sentimientos tienen que ver con la euforia y con los cambios rápidos del estado de ánimo.
Fase 2 amor romántico: Aquí surgen dudas sobre la relación y nos evaluamos si queremos seguir en la relación o si estamos con la persona correcta con la que queremos compartir nuestro tiempo. Es común que durante esta etapa existan ciertas crisis. Salir airosos de ellas hace que la relación crezca y se fortalezcan los vínculos afectivos.
Fase 3 amor maduro: Si la pareja logra superar las adversidades, alcanza esta etapa. Se caracteriza por la construcción de un compromiso real y leal. En esta etapa se valora la calma y la paz. Además se da más importancia al apego, la ternura, el afecto profundo, y el amor alcanza un nivel superior. (Con información de: La nueva ciencia del amor Y psicología y mente)