Enamorarse es un momento mágico donde vemos el mundo color rosa, no podemos dejar de sonreír y estamos en las nubes, claro, siempre y cuando seamos correspondidos. ¿Qué pasa cuando no es así? Podemos caer en la limerencia o enfermedad del amor.

Seguro que no has escuchado mucho acerca de este término pero tal vez sí te sientas identificado cuando conozcas su significado.

Se refiere a un estado psicológico en el que una persona tiene obsesión por el ser amado, afectando su estado emocional y hasta su interacción con las personas a su alrededor.

Esto es todo lo que tienes que saber sobre sus síntomas, causas y consecuencias

Limerencia o enfermedad del amor ¿qué es?

De acuerdo con un artículo de la BBC Mundo, la limerencia es un estado mental involuntario donde hay una atracción romántica hacia alguien pero se siente una necesidad obsesiva por ser correspondido. 

(Foto: canva) 

En términos generales, es una obsesión por ser amado, a pesar de que la otra persona no le corresponda.

La psicóloga clínica Martha Garrido González destaca que se considera como un trastorno ya que la persona pasa del enamoramiento a la completa obsesión, lo que le causa muchos problemas.

Fue la psicóloga Dorothy Tennov quien dio a conocer este término en 1979, tras publicar su libro “Amor y limerencia: la experiencia de estar enamorado”.   

Ahí menciona que se trata de un trastorno obsesivo compulsivo enfocado hacia el amor. Otros expertos, como Jennifer Vencill, psicóloga especialista en terapia y salud sexual de Mayo Clinic, lo definen como un sentimiento involuntario, donde persisten los pensamientos obsesivos, con deseo y búsqueda de correspondencia.

¿Cómo saber que padezco limerencia?

La principal característica de la limerencia o la enfermedad del amor, es que la persona tiene pensamientos obsesivos con la persona a la que ama, lo que le causa malestar en su vida diaria. Además, hay un miedo al rechazo de esa persona amada. 

(Foto: canva) 

Pero hay síntomas físicos que acompañan esta obsesión, entre los que destacan:

  • Temblores y taquicardias
  • Tartamudeos y timidez
  • Sudoración 
  • Nervios en el estómago 
  • Insomnio o pesadillas 
  • Ansiedad constante, ataques de pánico o depresión
  • Constantes pensamientos intrusivos sobre la persona que aman
  • Necesidad de hacer acciones para llamar la atención
  • Sobreinterpretar las reacciones de la otra persona 
  • Aislamiento
  • Baja productividad laboral
  • Falta de concentración

¿Cuáles son las características de las personas con limerencia

Según un artículo del portal especializado Mundo Psicólogos, además de los síntomas de limerencia, las personas con este trastorno comparten algunas características particulares, como:

  • Fantasías recurrentes

La persona no deja de fantasear sobre su futuro con la persona que ama, a pesar de que no lo conozca lo suficiente. Hay síntomas de enamoramiento a pesar de que no ha habido un acercamiento o es correspondido. Puede pasar horas en sus fantasías.

(Foto: canva) 

  • Cuando ve a la persona amada, sufre ansiedad

En estos casos se da la ansiedad por amor, donde al ver a esa persona deseada, tiene síntomas de ansiedad que no puede controlar. 

  • Idealiza a esa persona amada 

Su obsesión es tal que llega al límite de creer que esa persona que ama es la ideal o que es su media naranja, a pesar de no conocerle bien. 

  • Sufre celos constantes 

La limerencia hace que las personas afectadas tengan celos enfermizos, queriendo intervenir en los vínculos de la persona con la que están obsesionadas, lo que acaba siendo perjudicial.

  • Siente que no puede vivir sin esa persona 

La persona con limerencia cree que no puede vivir sin el ser amado, por su obsesión amorosa no correspondida sufre una dependencia emocional que lo lleva incluso a la depresión por no tener lo que desea.

¿Cómo superar la limerencia

Debido a que se trata de un trastorno psicológico, el primer paso es ser consciente de que se padece, analizar cuáles son las creencias que tenemos sobre el amor y las relaciones y qué podemos hacer para dejar de idealizar.

Sin embargo esto no es fácil, pues los expertos apuntan que las personas que lo padecen no pueden darse cuenta con facilidad.

“Están obsesiones con esa persona y con que esa persona los ame. Es muy difícil de detectar porque ellos mismos no se dan cuenta de que están obsesionados”, mencionan.


(Foto: canva) 

Si se detecta que esta obsesión lleva a la depresión y ansiedad, lo mejor es buscar ayuda psicológica con un profesional de la salud mental.

También puede ayudar buscar formas de detener esos pensamientos obsesivos sobre la persona amada, teniendo distracciones con actividades saludables, como aprender un idioma, a bailar, hacer un deporte o conocer nuevas personas.  

Aunque la limerencia es algo común, todavía se necesitan más datos e investigación para comprenderla.

(Con información de BBC, Mundo Psicólogos)