Las caricias son una muestra de cariño que consiste en el contacto físico suave que se hace deslizando la mano o los dedos sobre el cuerpo de la persona que se ama. Son un elemento básico del lenguaje corporal y pueden delatar cuando una mujer está enamorada. Te decimos cómo.

Este roce suave sobre la piel que produce una sensación agradable no siempre se hace igual, ya que existen distintas formas de acariciar y cada una tiene un significado distinto.

A continuación, te detallaremos cuáles son las caricias que solo hace una mujer enamorada.

Caricias que solo da una mujer enamorada 

Cuando una mujer está enamorada, las caricias no faltan, ya que es una forma de demostrar amor y aprecio a su pareja. Estas son las caricias que las delatan:

(Foto: freepik) 

  • Caricias en las orejas 

Al estar cerca de su pareja, una mujer enamorada suele acariciar la parte trasera de la oreja de esa persona especial, haciendo caricias muy suaves con sus dedos que pueden complementar con un tierno beso.

  • Caricias en las manos

Esta es otra señal de amor, ya que una mujer perdidamente enamorada disfruta de tomar la mano de su pareja y acariciarla suavemente. También puede darle tímidos besos para hacerle saber cuánto le importa.

Se trata de una muestra amorosa que denota que hay atención y comodidad.

  • Caricias en el cabello

Otra señal de que una mujer está enamorada es que le hace caricias en el cabello a esa persona especial, juega con algunos mechones de su pelo o hasta le hace “piojito”. Estas caricias se pueden complementar con un tierno beso en la frente o los labios. 

  • Caricias en el rostro

Estas caricias son de las más tiernas que puede hacer una mujer enamorada, ya que consisten en tocar suavemente el rostro de su pareja, transmitiendo ternura y haciéndole saber que es muy especial.

(Foto: freepik) 

De acuerdo con Psicología Online, estas caricias son uno de los gestos más amorosos y románticos que existen. Pueden darse en las mejillas u otras partes del rostro, pero siempre transmiten serenidad y confianza.

  • Caricias en el pecho 

Las caricias en el pecho pueden ocurrir con frecuencia después de un encuentro íntimo o incluso antes con el propósito de seducir y demostrar que hay mucho amor y ganas de compartir momentos juntos por mucho tiempo.

Denotan intimidad y confianza absoluta entre la pareja y pueden comenzar desde el cuello, llegando hasta el pecho como preámbulo de un encuentro sexual.

Ahora que ya conoces los tipos de caricias que hace una mujer enamorada, puedes analizar sus movimientos y descubrir qué tanto amor hay.

(Con información de Psicología Online y En Pareja

Para aprender más de...¿Cuáles son las 3 fases del amor?

La Real Academia Española señala que el amor es un sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser. El amor es un concepto universal relativo a la afinidad o armonía entre seres, cada quien vive el amor de manera diferente.
Las personas suelen iniciar una relación cuando se encuentran enamoradas de otra persona, de acuerdo con el psicólogo John Gottman, autor del libio “La nueva ciencia del amor”, el amor romántico cuenta con tres fases que están bien diferenciadas y que aparecen de forma secuencial.
La Fase 1 es llamada “limerencia” por los cambios físicos que genera. También recibe el nombre de fase de enamoramiento o de lujuria, y es la fase en la que nos encontramos más ilusionados y cuando más queremos ver a la otra persona. Nuestros sentimientos tienen que ver con la euforia y con los cambios rápidos del estado de ánimo.
Fase 2 amor romántico: Aquí surgen dudas sobre la relación y nos evaluamos si queremos seguir en la relación o si estamos con la persona correcta con la que queremos compartir nuestro tiempo. Es común que durante esta etapa existan ciertas crisis. Salir airosos de ellas hace que la relación crezca y se fortalezcan los vínculos afectivos.
Fase 3 amor maduro: Si la pareja logra superar las adversidades, alcanza esta etapa. Se caracteriza por la construcción de un compromiso real y leal. En esta etapa se valora la calma y la paz. Además se da más importancia al apego, la ternura, el afecto profundo, y el amor alcanza un nivel superior. (Con información de: La nueva ciencia del amor Y psicología y mente)