En el marco del Día Internacional del Hombre, que se conmemora cada 19 de noviembre, expertos buscan informar sobre la infertilidad masculina, una enfermedad común que va en aumento pero que desafortunadamente, sigue siendo un tabú.

Al respecto, la doctora Katherine A. Feijóo Oyola, especialista en Biología de la Reproducción, dijo en entrevista con SuMédico que la infertilidad es la búsqueda del embarazo por un período de 12 meses o más en una mujer de menos de 35 años.

“Si esta mujer tiene más de 35 años, el periodo de 12 meses se hace más pequeño y la búsqueda es por 6 meses”, indicó.

(Foto: Dra. Katherine A. Feijóo Oyola)

Sin embargo, resaltó que la infertilidad es un concepto en pareja, no solo de la mujer, por lo que, si alguno de los dos tiene algún factor de riesgo para desarrollar infertilidad, se debe buscar ayuda lo más pronto posible.

Entre un 20 a 30% de la consulta de infertilidad es por factor masculino 

Sobre la infertilidad masculina no hay una definición como tal, dijo Feijóo, pero sí hay factores masculinos que influyen en la dificultad para concebir.

Se estima que del 20 al 30% de la consulta de infertilidad es por un factor masculino, pero al juntar lo masculino y femenino, el varón está hasta en un 50% de los casos. 

En México hay algunos datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que indican que aproximadamente 12 mil parejas acuden cada año por problemas de infertilidad.

¿Cómo se diagnostica la infertilidad masculina?

La doctora Feijóo refirió que cuando ven parejas de varón y mujer en la consulta, generalmente hacen hincapié en el tiempo que llevan teniendo relaciones sin lograr el embarazo.

“Es común que lleguen con el especialista en biología de la reproducción después de recorrer muchos ginecólogos y después de mucho tiempo de intentarlo”, lamentó la también directora titular de la Sección de Interés en Andrología de la Asociación Mexicana de Medicina de la Reproducción.

(Foto: freepik) 

Una vez que los pacientes llegan a consulta, se busca conocer los factores detrás de estos problemas.

Lo primero que se hace es un interrogatorio tanto a la mujer como al varón y en este último caso los expertos se enfocan en saber si tuvo un mal descenso de los testículos en la infancia, algún retraso en el desarrollo de barba o en el cambio de la voz, la frecuencia con que consume alcohol, drogas o tabaco, los niveles de estrés y si hacen o no ejercicio.   

Si el varón va a hacer ejercicio al gimnasio, también buscan conocer si toma suplementos alimenticios con testosterona para construir músculo más rápido, ya que también podría influir.    

Después de eso, detalló la experta, se hace una exploración física, especialmente en los testículos y luego en la zona por donde orina el varón.

“El análisis más importante que hacemos para reconocer la infertilidad masculina se llama estudio seminal o espermatograma, donde después de asearse las manos y los genitales y tras algunos días de abstinencia recomendados por el manual de la Organización Mundial de la Salud, el hombre obtiene una muestra de su semen mediante la autoestimulación”, describió la doctora.

Esta muestra se debe depositar en un frasco especial que pasa a un laboratorio para revisión de un especialista en andrología

(Foto: freepik) 

Se analiza el color, volumen, viscosidad y otras características del semen y en la parte microscópica se busca cantidad de espermatozoides, la forma de cabeza y cola del esperma y cómo se mueven para poder llegar al óvulo de la mujer.

Dependiendo de los resultados se podrían seguir pidiendo estudios de hormonas, ultrasonido de los testículos o algunos otros exámenes más especializados, según dijo Feijóo.

Existen distintos tipos de infertilidad 

La experta en biología de la reproducción, destacó que la infertilidad se divide en dos tipos principales:

  1. Infertilidad primaria, donde nunca se ha logrado el embarazo
  2. Infertilidad secundaria, donde ya hay un antecedente de que se puede tener hijos o un embarazo previo.

Hablando específicamente del varón, la doctora Feijóo señaló que se puede encontrar la infertilidad de origen testicular, que es la fábrica de los espermatozoides; la de origen pre testicular, que implica problemas en la zona arriba del testículo y la postesticular, que afecta el conducto por donde pasan los espermatozoides hasta salir. 

“Dependiendo de si el problema surge antes del testículo, en el testículo o después del testículo son las diversas causas de infertilidad”, indicó la experta.

Varicocele, una causa de infertilidad en el hombre

La doctora Feijóo puntualizó que dentro de las causas de infertilidad masculina más comunes en consulta, se encuentra el varicocele.

“Hasta un 50 a 60% de la población de varones que buscan embarazo tiene problemas de varicocele, que es la presencia de várices en el escroto o bolsa donde se resguardan los testículos”, explicó.

Cuando hay varicocele se ve una disminución en la cantidad de espermatozoides, incluso, agregó la experta en biología de la reproducción, se puede ver que los espermas son “un poco más flojos”, lo que quiere decir que avanzan más lento para llegar el óvulo.

El varicocele también favorece las alteraciones en la forma del espermatozoide

(Foto: pixabay) 

En la exploración física de los varones también se ven ciertas enfermedades genéticas que afectan la fertilidad del hombre, como el Síndrome de Klinefelter que hace que los testículos de los varones afectados sean más pequeñitos y muy duros.

“La producción del esperma se ve afectada, como el testículo está muy pequeño no produce correctamente la hormona testosterona, entonces el cerebro aumenta la producción para tratar de estimular el testículo y que produzca más espermatozoides, pero más de esta hormona favorece la infertilidad”, advirtió la especialista. 

Otra de las causas más comunes y que afecta a la población mundial es la obesidad o el aumento de grasa en el cuerpo, que interfiere en la producción de espermatozoides.

La diabetes es una enfermedad muy común en nuestra población que igualmente tiene repercusión dentro de la producción de espermatozoides y más si se combina con otros problemas como hipertensión arterial o algún problema de la tiroides, señaló Feijóo.

¿Existe forma de tratar la infertilidad masculina?  

Todo dependerá de la causa, indicó la especialista. En el caso del varicocele, la opción más común es la cirugía; si el paciente es diabético, se va a buscar una corrección de los niveles de azúcar; si es hipertenso o hay obesidad, se va a tratar de llevar al varón a un peso saludable y a un control de la presión. 

“Siempre decimos que necesitamos solo un buen espermatozoide para lograr un embarazo, pero detrás de un espermatozoide sano hay una cascada de eventos en el cuerpo”, agregó la experta.

Las técnicas de reproducción asistida son otra opción para corregir la infertilidad.

En ese sentido, la experta dijo que el tratamiento común es la inseminación intrauterina, donde el varón da una muestra de semen y mediante técnicas de selección espermática se corrigen las alteraciones en la movilidad para tener los más móviles. 

(Foto: pixabay) 

“Una vez que la muestra de semen está correctamente seleccionada, se coloca en una jeringa y con ayuda de una cánula, entra directamente en el útero de la mujer para que los espermas estén más cerca de las trompas, encuentren el óvulo y las probabilidades de embarazo aumenten”, detalló Feijóo.    

También existe la posibilidad de una fertilización in vitro, donde se seleccionan los mejores espermatozoides y a través de una inyección intracitoplasmática se introduce el esperma en el óvulo.

Si el varón no tiene espermatozoides se pueden tomar directamente del testículo y pasarlos a un laboratorio para que se trabaje alguna de las técnicas de reproducción asistida

“Sin importar las causas, lo importante es saber que hay mucho que hacer con estos varones que sufren problemas de infertilidad”, recordó la experta.

Ante problemas de infertilidad, la recomendación de la doctora Feijóoo es siempre acudir con un especialista en reproducción humana y no importa la edad, pues la infertilidad puede aparecer no solo en hombres maduros, también en jóvenes

Recomendaciones para prevenir la infertilidad 

Un estilo de vida saludable es necesario para disminuir el riesgo de infertilidad y para ello, dijo la doctora, lo más importante es estar en el mejor estado nutricional al buscar el embarazo, lo que a su vez incluye tener un peso ideal.

La experta recalcó que es fundamental seguir las siguientes recomendaciones

  • No fumar
  • Tomar lo mínimo que se pueda de alcohol
  • Evitar el consumo de drogas
  • Hacer ejercicio al menos 30 minutos diarios, 5 veces a la semana

(Foto: pexels) 

“Siempre que estén buscando el embarazo hay que tener una consulta preconcepcional para que tanto hombre como mujer entren en las mejores condiciones”, indicó.

En caso de ya estar buscando el embarazo sin éxito, se debe acudir de inmediato con el especialista.

“No pierdan tiempo, acudan a un especialista en biología de la reproducción para que les pueda orientar y puedan cumplir el sueño de tener un bebé sano”, concluyó. 

Trivia