La ETS o enfermedades de transmisión sexual, son un grupo de infecciones que se pueden adquirir por cualquier tipo de contacto íntimo. 

Actualmente se han identificado múltiples enfermedades que se pueden transmitir por contacto íntimo, estas generalmente son causadas por bacterias o virus, siendo las más comunes:  

  • VIH
  • Hepatitis B
  • Sífilis
  • Gonorrea
  • Herpes
  • Clamidia
  • VPH o virus del papiloma humano

(foto:Pixabay)

No todas las ETS dan síntomas visibles

Algunas ETS ocasionan muchas molestias o lesiones que son muy evidentes, como es el caso del herpes, gonorrea o la tricomoniasis, sin embargo, esto no significa que no existan casos donde se tengan estas infecciones y la persona sea asintomática.

Los síntomas de los que deberías de estar alerta son:

  • Úlceras o granos en los genitales o en la boca
  • Descarga fétida o de color amarillento por la vagina o pene
  • Comezón en el área íntima
  • Dolor o sangrado al momento de tener relaciones

Otras infecciones se comportan de una manera más sutil y pueden pasar desapercibidas por mucho tiempo si no nos realizamos las pruebas adecuadas o hasta que la enfermedad está muy avanzada como por ejemplo el VIH.

Por lo que si recientemente tuviste relaciones sin protección y no presentaste ninguna molestia o lesión en tu zona íntima, no significa que te encuentres fuera de peligro.

 

De manera que deberías acudir a un médico para valoración, quien probablemente te solicite las siguientes pruebas:

  • Prueba rápida de VIH
  • VDRL  (para buscar sífilis)
  • Prueba serológica de hepatitis B y C
  • Prueba de gonorrea y clamidia: cada año
  • Prueba de Tricomoniasis (en caso de mujeres)
  • Prueba serológica de Herpes

(foto: Pixabay) 

La mayoría de estas pruebas serán por medio de una muestra de sangre, sin embargo para algunas otras como la prueba de gonorrea y clamidia se tomará muestra del cuello uterino en el caso de las mujeres o de la uretra en el caso de los hombres

Estos son las pruebas más utilizadas, pero dependiendo de las características de la persona y factores de riesgo para cada ETS, el médico decidirá agregar o quitar alguna prueba, así como si es necesario repetirlas o hacerlas cada cierto tiempo.  

Recuerda que esta información solo es una pequeña guía sobre las pruebas de tamizaje para las enfermedades de transmisión sexual y no reemplaza la consejería de los profesionales de la salud.

Si mantuviste relaciones sin protección lo mejor siempre es acudir con un médico lo más pronto posible.

(Con información de: CDC, Centers for Disease Control and Prevention y UpToDate.)