Mucho se habla de la crisis de 7 años en la pareja, sin embargo, es un mito, según asegura un estudio que demostró a partir de cuándo empieza a deteriorarse una relación realmente.

Para comprobarlo, investigadores de la Universidad de Berna en Suiza, analizaron a 165 mil adultos en 16 países acerca de su satisfacción en la relación.  

Encontraron que hay un límite a partir del cual las relaciones se deterioran y aquí te decimos todo al respecto.

¿Cuándo empieza a deteriorarse una relación?

El mencionado estudio encontró que las parejas suelen alcanzar su punto más bajo 10 años después y no 7 como se creía. Si se supera este periodo, la satisfacción vuelve a subir hasta la marca de los 20 años, cuando comienza a caer ligeramente otra vez. 

(Foto: pexels) 

Al respecto, la doctora Janina Buehler, autora principal del estudio, explica que una de las principales razones de esta crisis, es que con el tiempo, las parejas dejan de hablar o lo hacen con menos eficacia. 

Por otra parte, la experta menciona que hay menos afecto y deseo de intimidad, lo que disminuye la satisfacción en la pareja y puede llevar a la separación. 

¿Cómo evitar el deterioro en la relación

Los investigadores mencionan que es importante tener en cuenta que todas las elaciones tienen caídas en la satisfacción y mantenerlo presente podría ayudar a contrarrestar las expectativas poco realistas.

Cuando se superan las crisis, la pareja tiende a experimentar una mejora en los años siguientes.

Pero ¿cómo superar una crisis? Ya sea que ocurra a los 10 años de relación, a los 7 o mucho después, es importante trabajar en los siguientes puntos:

  • Buena comunicación. La pareja no funciona bien si no hay flujo de comunicación constante, la falta de diálogo favorece los problemas y malos entendidos. 
  • Resolver los problemas. No dejes que se acumulen, hacerlo es un error que solo genera resentimiento y frustración, lo que no es nada saludable para la relación.

(Foto: pexels) 

  • No querer ganar. Si en cada discusión tu único objetivo es ganar, tu relación no tendrá mucho futuro, ya que solo se alimenta el conflicto.  No te dejes llevar por los impulsos, escucha lo que tu pareja te quiere decir y muestra comprensión y empatía.
  • Reconocer tus errores. Esto tiene que ver con el punto anterior, así que cuando te equivoques, reconócelo y díselo a tu pareja, dejando claro que actuaste mal y que quieres reparar el daño causado. 
  • Terapia de pareja. Los psicólogos pueden brindarles herramientas terapéuticas y asesoramiento para que puedan comunicarse mejor, reconocer los errores y solucionar los problemas de la mejor forma. 

Recuerda que una crisis de pareja no es el fin, puede ser la oportunidad de mejorar muchos aspectos de su relación y hacer que el matrimonio o el noviazgo queden reforzados de nuevo.

(Con información de 20 minutos, Psicología y Mente)