El complejo de Edipo en adultos sí representa un problema, en donde los neurólogos y médicos especialistas aseguran que se requiere un tratamiento para trabajarlo y disminuir la codependencia con la madre, que en este caso se convierte en una suegra tóxica y entrometida.

Seguramente te has cuestionado infinidad de veces el por qué tu pareja tiene un fuerte vínculo de apego hacia su figura materna y esto tiene una explicación científica. El médico neurólogo austriaco Sigmund Freud en el año 1899, planteo una metáfora, proponiendo que todos los niños manifiestan un profundo apego hacia su madre.

¿Cuáles son las principales características del complejo de Edipo en adultos?

En los casos en los que el apego intenso a la madre no se supera de forma natural cuando la persona deja la etapa infantil, se produce un patrón de comportamiento característico del complejo de Edipo en adultos.

Esta situación puede deberse a estilos de crianza desadaptativos, los que incluyen sobreprotección por parte de la madre.

Los neurólogos externan que en algunos casos no es sencillo darse cuenta de las señales del apego, debido a que se producen en una dinámica exclusiva entre la madre y el hijo. Es decir, una persona podría tener una vida aparentemente independiente, pero sus decisiones estarían basadas en la relación con su madre.

Por lo que las parejas de estas personas se presentan cansadas e inclusive hasta agobiadas porque la suegra se entromete y decide por él, fracturando por completo el vínculo y la relación de pareja.

¿Cuáles son los indicadores que se observan en hombres con complejo de Edipo?

  • Temor a relacionarse íntimamente con otras personas.
  • Buscan establecer relaciones con personas mucho mayores.
  • Se les dificulta mantener relaciones de pareja.
  • Cambian de pareja con frecuencia.
  • Dificultad para independizarse económicamente.
  • Expectativas irrealizables en el amor.
  • Auto sabotean sus propias relaciones de pareja.
  • Disfunciones sexuales de origen psicológico.
  • Dependen de la madre para tomar decisiones personales.
  • Admiración desproporcionada por la madre.

Foto: Canva

¿Cuáles son las consecuencias del complejo de Edipo en adultos?

El complejo de Edipo es normal hasta cierta edad. Pero una vez superada la infancia, los jóvenes deberían depender menos de la madre y tener mejor relación con su padre.

Algunas de las consecuencias de no superar el apego infantil hacia la madre pueden ser las siguientes:

  • Incapacidad para conseguir metas personales.
  • Propensión a tener conflictos de pareja intensos.
  • Escasa tolerancia a la frustración.
  • Dificultades para ser autosuficiente.
  • Inmadurez emocional.

Las consecuencias mencionadas están vinculadas a problemas de autoestima, los que son evadidos por medio del sentimiento de protección que representa la figura materna.

El complejo de Edipo no resuelto impide que los hombres puedan salir de la zona de confort y vivenciar sus propias experiencias.

¿Las mejores estrategias para afrontar el complejo de Edipo?

El complejo de Edipo no resuelto representa complicaciones significativas para el desarrollo personal de los hombres, por lo que es importante identificarlo y afrontarlo. En primer lugar, será necesario hacer un ejercicio de introspección y darse cuenta de que la dependencia existe.

En la mayoría de los casos las personas no se dan cuenta de que el apego a la madre representa un problema en sus vidas hasta que alguien más se los hace ver, en este caso su pareja.

Cuando los hombres son confrontados por sus parejas respecto a la influencia de la madre se produce un conflicto.

Los psicólogos especialistas en el tema de pareja, recomiendan mantener cero contactos con la madre por breves espacios para que su atención y sentimientos se centren en su pareja actual con la cual puedan crecer en todos los aspectos y nutran sanamente su vínculo sentimental.

  • El dilema para el hombre radica en que no puede mantener la relación de dependencia con la madre y al mismo tiempo ocupar el rol de novio o esposo de forma correcta, por lo que se ve forzado a tomar una decisión.
  • Por un lado se encuentra la zona de confort representada por el apego a la madre y por el otro la independencia afectiva.
  • Para superar el complejo de Edipo, algunas estrategias pueden ser las de:
  • Tomar en cuenta las necesidades individuales.
  • Dejar de lado las comodidades que proporciona la madre.
  • Comenzar a tomar riesgos evaluados.
  • Acudir con un profesional que pueda brindar acompañamiento durante el tiempo necesario.

Foto: Canva

Recomendaciones para las madres

Es un error pensar que las madres son las responsables de que sus hijos no consigan alcanzar un buen nivel de independencia, tomando en cuenta que se trata de un proceso multifactorial.

En realidad, las madres pueden ayudar a que sus hijos superen el complejo de Edipo de la mejor manera.

Una recomendación sería asignar responsabilidades a los niños, acordes a su edad. Por ejemplo, ordenar su cuarto o atender alguna mascota.

Otro aspecto a tener en cuenta durante la crianza de los hijos es que se les debe permitir equivocarse; deben entender que cometer errores es parte natural del proceso de aprendizaje.

Por último, es importante que las madres incentiven a los niños a convivir con sus padres.

Por naturaleza, el pequeño busca pasar más tiempo con su mamá, por el sentimiento de protección que le produce. Pero la madre puede establecer límites sanos y mostrarle que el padre también puede ser una fuente de cuidado.

¿Cómo actúan las suegras tóxicas?

Existen diversos tipos de suegras tóxicas. Sin embargo, todas comparten la característica de tratar a sus hijos como si todavía fueran unos niños; de manera que sus acciones suelen generar conflictos en la relación de pareja.

Además, suelen ser madres egoístas y/o muy dependientes de los hijos, por lo que creen tener el derecho de entrometerse en sus vidas cada vez que lo deseen.

¿Cómo lidiar con una suegra tóxica?

Si realmente te interesa tu pareja deberás saber que su familia pasa a ser parte de la tuya. Así que, intenta mejorar la relación con tu suegra o, en el peor de los casos, evita empeorarla.

Los neurólogos y psiquiatras recomiendan:

  • Evita contarle a tu suegra tus intimidades o problemas de pareja, ya que es probable que pueda usar esta información en tu contra.
  • Intenta buscar cosas que tengan en común para establecer un vínculo más positivo.
  • Evita caer en provocaciones y entrar en discusiones con ella.
  • Ten en cuenta que quien debe poner los límites es tu pareja, para ello, es fundamental conversar tanto con él como con ella.
  • No metas a los niños en las discusiones familiares, ni los utilices para hacerle daño a tu suegra.
  • No hables mal de tu suegra a tu pareja. Recuerda que ella es su madre y debe haber respeto.
  • No permitas que sus acciones te afecten más de la cuenta. Por tanto, réstales importancia a sus comportamientos tóxicos. Si nota que no están surgiendo efectos en ti, es probable que los disminuya.

(con información de Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, Instituto Nacional de Psiquiatría)