Psicólogos afirman que, para una pareja el mantener una relación sólida a largo plazo no es una tarea sencilla y más si en su rutina diaria mantienen reuniones o compromisos de trabajo con personas tóxicas.

Esto puede transformarse en un mal sabor de boca si entre las demás personas con las cuales conviven y son externas a ellos resultan dañinas.

Es por ello que, para mejorar tu satisfacción y felicidad e incrementar tu sentimiento de amor por esa persona debes de trabajar en conjunto, así como seguir esta recomendación.  

¿Qué puedes hacer para lidiar con personas tóxicas?

Prepárate mentalmente, conecta desde la compasión.

Saluda con firmeza, no es necesario el contacto físico. No pospongas el saludo, entre más rápido este sea, seguirás con mejor energía y actitud.  

Concéntrate en ti y en tu pareja, muéstrate con tranquilidad y seguridad

Mantén a esa persona lo mas lejos posible, guarda tu distancia. Asegúrate de no sentarte a su lado o frente a esa persona.

Tú y tu pareja deberán tomar estos aspectos como una prueba en la cual, si se mantienen conectados, mentalmente ágiles y en constante comunicación no verbal saldrán ilesos sin caer en el juego de las personas que se encuentran en su entorno.

Para los psicólogos el superar este tipo de pruebas, resulta ser un gran ejercicio de autoestima y madurez que te fortalecerán tanto de manera y forma individual como con esa persona con la cual te sientes complementado y trabajas en equipo.

Foto: Canva

Recuerda, estás en una relación sólida si tu pareja:

  • Responde positivamente a tus buenas noticias.
  • Aun no estando juntos, ambos piensan en la otra persona y en planes de crecimiento.
  • Valoran su tiempo por separado al igual que cuando se encuentran juntos.
  • Su sentido del humor es similar o complementario.
  • Dividen tareas, e intentan cosas diferentes.
  • Reparan sus vínculos después de un disgusto.

El Instituto Nacional de Salud Mental ha determinado en un estudio realizado que las parejas son exitosas y se sienten realmente más satisfechas cuando entran en dinámicas donde ellos mismos articulan la estrategia para salir librados de cualquier obstáculo.

Además, se demostró que cuando las parejas se comunican tanto los aspectos negativos como positivos y se sienten apreciados por el otro, tenían menos probabilidades de separarse.

(Con información de Infosalus y Psychology Today)