¿Cómo es tener una relación con alguien que tiene TDAH o Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

Una cosa es evidente, todas las relaciones amorosas son difíciles y pueden representar un reto para cualquiera. Pero es verdad que para las personas con TDAH puede ser un poco más duro. 

Recuerda que el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad es un padecimiento neurobiológico que produce dificultad para mantener la atención y la conducta en niveles funcionales, llegando a afectar la calidad de vida de quien lo padece. 

¿Cómo es tener una relación con alguien que tiene TDAH?

La distracción, la procrastinación y otros síntomas de TDAH pueden provocar situaciones de ira y frustración tanto para la persona con el padecimiento como para su pareja. A menudo las personas con TDAH sienten las emociones más intensamente que otros y eso puede causar algunos conflictos dentro de la relación. 

(Foto: Especial)

Pero el principal síntoma del trastorno es la distracción, lo cual puede ser algo difícil de sortear en la pareja, ya que es común que en las relaciones las parejas exijan un alto nivel de atención y compromiso. 

Puede ser que tú te sientas ignorado, que no te escuchan y que no les importas realmente, pero en realidad, lo que sucede es que tu pareja con TDAH simplemente está distraído con otros estímulos externos y eso no significa que no te quiera. 

Por eso, es recomendable que tú y tu pareja siempre estén en constante comunicación y que le hagas saber cómo te sientes. Cuando se reprimen los sentimientos esto puede llevar a tener resentimiento e ira. 

Cuando hablen, traten de hacerlo en un momento donde no existan distracciones. Alejen su celular y eliminen cualquier cosa que les pueda causar una posible distracción. Tal vez te ayudaría tocar a tu pareja mientras hablas y traten de que la charla no tome tanto tiempo porque sino eso puede causar mayores distracciones. 

(Foto: Especial)

¿Cómo lidiar con la hiperconcentración? 

Otro problema que puede surgir es que las personas con TDAH también sufren de la hiperconcentración, que es completamente lo opuesto a la distracción. La persona con TDAH se puede meter tanto en algo que le guste o llame su atención que puede hacer sentir a su pareja como si otras cosas fueran más importantes. 

Algo que pueden hacer para combatir esto es que la persona con TDAH debería evitar hacer actividades que lo pueden llevar a la hiperconcentración cuando se acerca una convivencia con la pareja. Por otro lado, el otro miembro de la pareja no debe tomarse a pecho este tipo de situaciones. 

Lo más importante es que ambos miembros de la pareja tengan empatía el uno por el otro y no se deben tomar las cosas personalmente. Pero también es importante tomar responsabilidad de las acciones que cada uno hace y no culpar simplemente al TDAH. 

La comunicación y la paciencia son clave en todas las relaciones, especialmente en las que un miembro de la pareja tiene TDAH u otros trastornos neuobiológicos. 

(Con información de WebMD)