Entrar en una nueva relación a una edad madura puede ser aterrador, especialmente cuando ya pasamos por un matrimonio problemático, sin embargo, puede ser muy gratificante si lo hacemos bien. Conoce 3 claves para construir relaciones sanas a los 50 o más.  

Ninguna relación es perfecta todo el tiempo, pero en una relación sana, ambas personas se sienten bien la mayor parte del tiempo, según apunta el portal Planned Parenthood.

Lograr una buena relación a cualquier edad requiere más que atracción, hay que trabajarlo y, sobre todo, que ambos estén dispuestos a hacer el esfuerzo. Estos son algunos consejos para relaciones sanas a los 50.

¿Cómo construir relaciones sanas a los 50?

Los divorcios son cada vez más comunes a los 50, una tendencia que ya se conoce como divorcio gris y que parece que va en aumento debido a que la mujer es más independiente y se toleran menos los matrimonios infelices. 

(Foto: pexels) 

Además, el incremento en la esperanza de vida y que es más socialmente aceptable separase, son factores que contribuyen a que el divorcio a esta edad se vea más.

¿Cómo construir relaciones sanas a los 50? Estas son 3 claves que no pueden faltar: 

  • Mantén la mente abierta

Parece lógico, pero para construir relaciones sanas debes estar dispuesto a buscar pretendientes, pues es muy improbable que el amor llegue por si solo a la puerta de tu casa.    

Saca de tu mente frases como “es imposible a mi edad”, “a mis años es ridículo” o “ya para qué”, pues esto solo te hará sentir desanimado. Mejor intenta conocer nuevas personas, inscríbete a un curso de algo que te apasione y mantente abierto a las posibilidades de amistad o algo más. 

  • Trabaja en tu autoestima 

Otra clave para encontrar pareja después de los 50 es trabajar primero en una buena relación contigo mismo.

(Foto: pexels) 

Empieza por aceptar lo que eres, tu historia y la edad que tienes para que otros puedan ver todas esas cualidades en ti. De lo contrario, los demás te pueden percibir inseguro y eso no ayuda mucho en tu objetivo de conocer nuevas personas.

  • Haz algunos ajustes en tu vida 

Esto es importante al buscar pareja no solo a los 50, sino en cualquier etapa de la vida, pues para que una relación funcione, debes tener espacios para tus intereses, como lecturas, ejercicio, arte y todo lo que sientas que te ayudará a crecer y a tener una mejor conversación. 

La clave es que cuando entres en una relación, no lo hagas por soledad o por cubrir carencias emocionales, sino que sea un aspecto más de tu vida que te brinde felicidad y estabilidad.

Otros consejos para relaciones sanas 

Planned Parenthood destaca que es necesario trabajar en al menos 5 puntos para relaciones sanas:

  • Estar cómodo contigo mismo
  • Hablar con tu pareja sobre tus sentimientos
  • No hagas que tu pareja adivine tus sentimientos 
  • No olvidar decirle a la pareja cuando algo te hace feliz 
  • Ser honesto para generar confianza 
  • Tener espacios individuales, con propios amigos e intereses fuera de la relación 
  • Aceptar cuando no están de acuerdo, respetar las ideas del otro 
  • Perdonar y pedir perdón
  • Apoyarse mutuamente
  • Hablar sobre el sexo y la salud íntima 

(Foto: pexels) 

Definitivamente, mantener una relación sana requiere trabajo, así que reflexiona sobre lo que podrías mejorar y si necesitas ayuda, no dudes en buscar apoyo de un consejero o terapeuta. 

(Con información de Planned Parenthood y La mente es maravillosa)   

Para aprender más de...La sexualidad en la tercera edad ¿es un tabú?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS):
La sexualidad es un aspecto central del ser humano que se manifiesta mediante el sexo, las identidades y roles de género, la orientación sexual, el erotismo, el placer, la intimidad y la reproducción y se expresa en pensamientos,deseos, creencias, actitudes, valores, comportamientos, prácticas y relaciones interpersonales.
Solo termina con la muerte:
A menudo la sexualidad se relaciona con juventud, algo erróneo dado que como parte central de los humanos nos acompaña desde el nacimiento hasta la muerte. En la vejez hay mitos, prejuicios y tabúes que perjudican el proceso de normalización de la sexualidad como una parte central del bienestar humano.
Fines de la sexualidad:
La reproducción no es el único fin, por el contrario, se sabe que tiene tres fines: la reproducción, la comunicación y el placer. En los adultos mayores, ésta se basa en los dos últimos por lo que las relaciones íntimas en esta etapa se distinguen por una mayor capacidad de diálogo, más amor, ternura, confianza y placer con o sin la actividad sexual.
Más y mejores formas de intimidad:
Las prácticas sexuales e íntimas en la vejez atienden otras formas de intimidad más allá de la actividad coital. Se puede incluir el coito, pero también el cortejo, el enamoramiento, las caricias y los mimos, de hecho, la necesidad y el deseo de tocar y ser tocados aumenta con la edad. El orgasmo no es obligatorio pues el goce del cuerpo constituye una satisfacción por sí sola.
Beneficios:
Dado que no se está sujeto a las mismas presiones sociales y culturales que en la juventud, en la vejez el disfrute sexual suele ser mayor por estas razones: mayor experiencia sexual, mejor comunicación con la pareja, coito más prolongado, más ternura y sabiduría con respecto al sexo.
Nivel de interés sexual
El nivel del interés sexual en el adulto mayor va a depender del nivel que mantuvo en su juventud. El funcionamiento sexual, como el resto de las funciones fisiológicas del cuerpo, si no se ejercita, se pierde con el paso del tiempo. La cantidad y calidad de intimidad que se tuvo en la juventud es proporcional en la vejez.
La potencia sexual:
Naturalmente, hay cambios fisiológicos en los órganos y hormonas sexuales en la vejez. En los hombres hay un aumento en la necesidad de estimulación y disminuyen las capacidades de erección y eyaculación; en la mujer hay más dificultad para alcanzar el orgasmo. Lo anterior no impide experimentar el goce sexual.