¿Te casas solo por el civil? Muchas parejas optan solo por este tipo de unión, ya sea por cuestiones religiosas, económicas o porque simplemente así lo desean. Sin embargo, antes de tomar la decisión, conviene que conozcas las ventajas y problemas de casarse solo por el civil

La boda civil es un proceso que se realiza en el Registro Civil y mediante el cual, la unión matrimonial queda registrada ante la ley. 

En este tipo de boda también pueden estar presentes los familiares y seres queridos de la pareja y si se desea, se puede hacer una pequeña reunión después del trámite para celebrar.

¿Cuáles son las ventajas y problemas de casarse por lo civil?

Casarse por lo civil puede ser lo ideal para algunas parejas, aunque para otras no tanto y es que hay una serie de ventajas e inconvenientes en este tipo de unión, las cuales te detallamos a continuación.  

(Foto: pexels) 

Ventajas

  • Derechos y privilegios sociales y económicos 

Actualmente, hay muchos beneficios sociales, culturales, económicos y legales por el simple hecho de estar casado por lo civil con la pareja, esto debido a que la sociedad está configurada bajo el supuesto de que los ciudadanos van a casarse en algún momento.

En caso de fallecimiento, los hijos están protegidos, pues se reconocen todos sus derechos. La pareja tiene el derecho de heredar los activos sin necesidad de hacer algún tipo de pago fiscal.  

  • Más estabilidad en la relación 

De acuerdo con el portal especializado Psicología y Mente, las personas casadas que viven una relación sana, pueden sentir estabilidad en sus vidas, lo que es bueno para la salud mental, pues hay menos estrés y se establecen rutinas que pueden servir de apoyo en momentos de tensión.

  • Una vida más larga y saludable 

Se ha visto que un matrimonio sano puede aportar beneficios saludables, como un mejor pronóstico ante enfermedades cardiacas. Estudios confirman que, en mujeres casadas, hay más probabilidad de sobrevivir ante un problema cardiaco, así como ante enfermedades graves. 

(Foto: pexels) 

Además, el contacto frecuente con la pareja supone una estimulación cognitiva que puede ser un factor protector ante enfermedades como el Alzheimer. 

  • Un mejor nivel de vida 

Si ambos trabajan, es posible que tengan una mayor cantidad de recursos económicos totales, lo que su vez permite que puedan adquirir mejores bienes o servicios, como una casa grande o en una zona que a ambos les guste.

Desventajas   

  • Puede ser una fuente de estrés 

Estar en pareja también puede ser una fuente de estrés, especialmente si la relación es conflictiva o hay problemas que con el tiempo empeoran o llevan a discusiones frecuentes , lo que genera tensión y frustración en la relación. 

  • El círculo social puede estrecharse 

No siempre pasa, pero en algunos casos, las parejas casadas estrechan su círculo social debido a las obligaciones en casa y el tiempo que deben dedicarse mutuamente. Socializan menos y cuando lo hacen, es solo con su círculo cercano como familia o amistades.

  • Hay más problemas ante un divorcio

Una de las desventajas del matrimonio civil es que los divorcios pueden ser más problemáticos, sobre todo si tienen hijos. Es posible que haya conflictos por la custodia de los hijos, problemas con las deudas y para repartir los bienes que hayan comprado juntos, como casas, coches o muebles.   

(Foto: pexels) 

  • Dificultad en la repartición de bienes

Como lo mencionamos en el punto anterior, en un divorcio puede ser difícil repartirse los bienes que tienen en común, especialmente si la relación no terminó bien, lo que puede hacer que la pareja no se ponga de acuerdo y terminen en un juicio. 

Como ves, casarse solo por lo civil puede tener sus ventajas e inconvenientes, pero será cuestión de que la pareja hable de cada uno y que estén de acuerdo, sobre todo, para resolver las cosas de forma tranquila y respetuosa en caso de un conflicto o separación.

(Con información de Mejor con Salud, Psicología y Mente) 

Para aprender más de...¿Cuáles son las 3 fases del amor?

La Real Academia Española señala que el amor es un sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser. El amor es un concepto universal relativo a la afinidad o armonía entre seres, cada quien vive el amor de manera diferente.
Las personas suelen iniciar una relación cuando se encuentran enamoradas de otra persona, de acuerdo con el psicólogo John Gottman, autor del libio “La nueva ciencia del amor”, el amor romántico cuenta con tres fases que están bien diferenciadas y que aparecen de forma secuencial.
La Fase 1 es llamada “limerencia” por los cambios físicos que genera. También recibe el nombre de fase de enamoramiento o de lujuria, y es la fase en la que nos encontramos más ilusionados y cuando más queremos ver a la otra persona. Nuestros sentimientos tienen que ver con la euforia y con los cambios rápidos del estado de ánimo.
Fase 2 amor romántico: Aquí surgen dudas sobre la relación y nos evaluamos si queremos seguir en la relación o si estamos con la persona correcta con la que queremos compartir nuestro tiempo. Es común que durante esta etapa existan ciertas crisis. Salir airosos de ellas hace que la relación crezca y se fortalezcan los vínculos afectivos.
Fase 3 amor maduro: Si la pareja logra superar las adversidades, alcanza esta etapa. Se caracteriza por la construcción de un compromiso real y leal. En esta etapa se valora la calma y la paz. Además se da más importancia al apego, la ternura, el afecto profundo, y el amor alcanza un nivel superior. (Con información de: La nueva ciencia del amor Y psicología y mente)