¿Sangrado después de tener relaciones? El sangrado postcoital ocurre cuando hay un sangrado vaginal. Esto puede deberse a muchas razones y la mayoría del tiempo no se trata de nada serio.

Aún así, es conveniente saber por qué se puede sangrar después de tener relaciones y qué medidas son pertinentes tomar. Aunque puede no ser algo serio tampoco significa que sea normal.

¿Sangrado después de tener relaciones? Lo que debes saber

Es importante aclarar que cuando el himen se rompe puede ocurrir sangrado vaginal ya sea por haber tenido relaciones u otras situaciones. Cuando esto sucede, es algo normal, sin embargo, es algo diferente al sangrado postcoital, el cual está relacionado a un número de condiciones que son infecciosas o no infecciosas.

El sangrado después de tener relaciones puede ser resultado:

  • menstruación
  • sequedad vaginal
  • cervicitis
  • ectropión cervical
  • pólipos cervicales
  • prolapso uterino
  • cáncer cervical

(Foto: Especial)

Menstruación

¿Tienes un sangrado después de tener relaciones sin dolor? Podría deberse a que llegó tu periodo menstrual. Esta es una de las causas más comunes y para nada serias del sangrado postcoital. Llevar un calendario menstrual te puede ayudar a mantener un registro de tu regla.

Atrofia vaginal o sequedad

Es una condición en la que el revestimiento de la vagina se vuelve seco y muy delgado y es causa de una disminución de estrógenos. Cualquier persona puede padecer sequedad, pero es más común después de la menopausia.  Si la sequedad es severa, la fricción de las relaciones puede provocar sangrado.

Cervicitis

El ardor y el sangrado después de tener relaciones puede deberse a la cervicitis, que se refiere a la inflamación del cérvix como resultado de infecciones como clamidia, gonorrea o tricomoniasis, vaginitis bacteriana o irritación por espermicidas, duchas vaginales o condones de látex.

Ectropión cervical

El dolor y sangrado postcoital puede deberse al ectropión cervical, en el que las células blandas y glandulares que recubren el interior del canal cervical se expanden hacia la parte exterior del cuello uterino.  Esta es una condición normal para muchas mujeres, pero si causa dolor y sangrado, lo mejor es acudir al ginecólogo para recibir tratamiento.

(Foto: Especial)

Pólipos cervicales

Se trata de crecimientos en la abertura del cuello uterino que a veces son consecuencia de una inflamación crónica o de cambios hormonales. Casi todos los pólipos cervicales son benignos. Pero si hay sangrado, lo mejor es acudir al doctor y revisar que los crecimientos no sean malignos.

Prolapso uterino

Ocurre cuando el útero se sale de su posición normal y el cuello uterino y otros tejidos quedan expuestos. Los síntomas incluyen dolor pélvico, dolor abdominal o lumbar y dolor durante las relaciones sexuales. Si el prolapso uterino es lo suficientemente grave, puede provocar una hemorragia.

Cáncer cervical o cervicouterino

¿Es malo sangrar después de tener relaciones? En este caso sí, ya que se puede deber a cáncer cervical. El 11% de las personas que lo padecen experimentan sangrado postcoital, de hecho, muchas veces es el primer síntoma de cáncer.

¿Cómo curar el sangrado postcoital?

Siempre que exista un sangrado irregular que no venga de la regla, lo mejor es acudir con un ginecólogo para evaluar la situación y descartar mayores complicaciones. Si después de tener relaciones has sangrado en diversas ocasiones, es urgente que acudas a consulta médica.

Dependiendo de la causa del sangrado postcoital será el tratamiento. De manera general, es recomendable que:

  • Lleves un calendario menstrual
  • Te realices chequeos regulares de Papanicolaou
  • Uses lubricante antes y después de las relaciones si experimentas sequedad
  • No tengas relaciones muy agresivas
  • Trata tu infección

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Cleveland Clinic)