Las primeras citas son duras y mucha de la culpa se la llevan los nervios, la incomodidad y la presión de que todo salga bien. 

Pero también hay otros factores que determinan que una cita vaya mal y que obligan a la pregunta: ¿debería haber una segunda cita

La falta de química, atracción, compatibilidad o las malas actitudes son factores esenciales que hacen o deshacen una posible relación.

Estas son 7 razones por las que no deberías tener una segunda cita.

7 razones por las que la cita fue un fracaso y no deberías tener otra

  1. Hubo conversación, pero a qué costo
  2. Está jugando contigo
  3. Sentiste incomodidad
  4. Sentiste presión por hacer cosas
  5. Te peleabas con su celular por su atención
  6. Se la pasó hablando de su ex
  7. Se rió de ti no contigo

(Foto: Pexels)

1. Hubo conversación, pero a qué costo

Hacer conversación y tratar de evitar los silencios incómodos son dos tareas vitales en una cita. Hay veces que, afortunadamente, la conversación fluye sola y los dos pasan un buen rato platicando y hay otras veces que por más esfuerzo, las palabras no parecen salir. 

Pero también hay una tercera opción, y es la peor de todas y por la que no deberías aceptar una segunda cita. No solo importa evitar los silencios, sino fijarse en cuál es el tema de la conversación

Si tu cita solo habla de él mismo, de sus logros y que no pregunta nada sobre ti, es una mala señal. Cuando las personas hablan mucho sobre sí mismas y apenas hacen el esfuerzo por conocer a otra persona, es una señal clara de un ego gigante. Así que aléjate. 

2. Está jugando contigo

Si una persona no se esfuerza por pasar tiempo contigo o por hacerte feliz, entonces no le gustas tanto como creías. Una persona interesada en ti no creará dudas. Si después de la primera cita se pone en contacto contigo para decirte que la ha pasado bien y quiere conocerte más, es una buena señal.

Si de verdad le gustaste, te va a llamar o pedir que se vuelvan a ver. No va a esperar una semana para llamarte y no va a dejar de estar disponible. Si le gustas a alguien, no van a jugar contigo. 

(Foto: Pexels)

3. Te hicieron sentir incomodidad

Ya sea por algo que dijeron, la mirada que te dieron o algo que hicieron, si hubo algún momento o momentos en los que te sentiste incómoda, es una red flag que no deberías ignorar. Hazle caso a tu intuición y no tengas una segunda cita

4. Sentiste presión por hacer cosas

Si durante la cita te sentiste presionada por tomar de más o hacer algo que no querías hacer, es una red flag que tampoco debes ignorar. Tu comodidad, seguridad y límites están por encima de cualquier cosa. 

5. Te peleabas con su celular por su atención

Otra muestra de desinterés por parte de tu cita se refleja en la cantidad de tiempo que pasó en su celular mientras estaban juntos. Si contestó llamadas, mensajes o sus redes sociales durante su cita, realmente no estaba interesado en ti. ¿Qué te  hace pensar que las siguientes citas serán diferentes?

(Foto: Pexels)

6. Se la pasó hablando de su ex

Nadie debería hablar de su ex en la primera cita y mucho menos si es para hablar mal de ellos. Las primeras citas deben ser para conocerse y ver si en un futuro podría existir una relación, no para hablar del pasado. Hablar de los ex puede ser una señal de heridas no superadas y eso es un red flag.

7. Se rió de ti no contigo

Mientras tu platicabas de un interés o pasión, por más simple que pudiera ser, tu cita se reía de ti, no es una buena señal. Todos tenemos derecho a nuestras propias opiniones o gustos y que alguien se burle de ti, sobre todo en la primera cita, no es bueno. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Bustle, Readers Digest)