Discutir en una relación no siempre es malo. A veces las discusiones pueden llevar a momentos para reflexionar en los valores de la relación, su futuro y volverse más cercanos. 

Pero otras veces, las discusiones solamente tienen un lado negativo, no aportan nada de beneficios a la relación y pueden ser una señal de que el final del noviazgo o matrimonio se acerca. 

A veces las personas no nos damos cuenta cuando una relación ya cumplió su ciclo, ya sea una relación laboral, de amistad, familiar o de noviazgo, es difícil aceptar que las cosas tienen su final. 

Es por eso que sin importar qué tan mal esté la relación o qué tan tóxicas sean las discusiones, las personas se quedan en el mismo lugar. Por eso, hoy te platicamos cuáles son las 5 discusiones que pueden significar el final de tu relación. 

5 tipos de peleas que pueden significar el final de tu relación 

(Foto: Especial)

Cuando discuten hay faltas de respeto hacia la pareja

Este tipo de peleas generalmente ocurren con una queja como “No lavaste los platos” y termina escalando hasta un “nunca me ayudas en la casa, eres un flojo y egoísta”.

Este tipo de discusiones en las que se inicia con una queja del estado de las cosas y evoluciona a un juicio de la personalidad del otro. 

Cuando las discusiones ya no giran en torno a situaciones sino rasgos de personalidad de la pareja que no nos gustan, es cuando se puede augurar el final de una relación y esto es porque en realidad ya no es una discusión sino un ataque personal. 

Cuando pelean, tú siempre insistes en que tienes la razón

Todos queremos tener la razón, pero no es cierto que siempre la tengamos. Cuando discutes con un ser querido, a veces es mejor ser feliz que ser tener la razón, pero eso se pierde de vista.

Recuerda que como pareja son un equipo y no hay bueno ni malo.  Cuando ocurre una discusión, en vez de pensar quién es el que tiene la razón, es mejor pensar cómo hacer que las cosas funcionen y mejoren. 

No se ponen de acuerdo sobre tener hijos

Si no se pueden poner de acuerdo sobre tener hijos, esta es una discusión que les generará muchos problemas a la larga. Tener hijos o no es una de las decisiones más importantes que puede tomar una pareja y de no llegar a un acuerdo sobre ello, seguramente acabará su relación

(Foto: Especial)

Siguen teniendo la misma pelea 

¿Cuántas veces han tenido la misma pelea sobre un tema en particular? O ¿cuántas veces han discutido y resulta ser que el trasfondo de la pelea se debía realmente a un tema recurrente en la relación? 

El conflicto repetitivo representa las diferencias entre sus estilos de vida y personalidades y las peleas constantes pueden ser una forma de liberar la tensión que se arrastra de problemas subyacentes. 

Pelean sobre sexo

Si uno quiere tener relaciones íntimas y el otro no, esto puede ser una dura discusión constante. Debido a la innata vulnerabilidad física y emocional del sexo, esto puede ser un obstáculo difícil de superar.

Sin contacto físico, podrías crear un sentimiento de rechazo, que puede conducir a la inseguridad, el resentimiento, la ira y la rebelión. La intimidad es un componente esencial de una pareja sana.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de The Healthy)