Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2021 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Relaciones abiertas, lo que debes tomar en cuenta antes de tenerlas

Las relaciones abiertas requieren de acuerdos, compromiso y sobre todo, desapego para poder funcionar

SUSANA CARRASCOSep 10, 2021 
Tiempo de lectura: 7 mins.
Antes de experimentar relaciones abiertas, se debe hacer un análisis de uno mismo. Foto: PEXELS

Lo + leído

Cada día es más común escuchar acerca de las relaciones abiertas, sin embargo, por la falta de aceptación social y el desconocimiento, persisten muchas dudas que llevan a cometer errores al momento de implementarlas. Esto es todo lo que debes tomar en cuenta antes de abrir tu relación.

Lo primero que debes entender es que una relación cerrada es aquella relación monógama donde solo participa la pareja y no se permite que una tercera persona intervenga de ninguna manera, ni en el plano sexual ni emocional. Es el tipo de pareja que se conoce como tradicional.

(Foto: Pexels) 

Por su parte, cuando se habla de una relación abierta se refiere a cuando se deja entrar a otros a la relación, ya sea a través de un trío o de relaciones de poliamor o swingers, donde hay relación con varias personas.

Relaciones abiertas, ¿una simple moda? 

Algunos creen que este tipo de relaciones son fáciles porque se consideran una simple moda o un momento para experimentar, cuando requieren de todo un proceso para que sean exitosas.   

Al respecto, Diana Marina Neri, filósofa feminista, académica y activista de las disidencias afectivas, explica a SuMédico que las relaciones abiertas van mucho más allá de una moda e implican distintas cosas. 

(Foto: Diana Marina Neri) 

En primer lugar, señala que replantearse las relaciones afectivas ya indica una crisis en todos los niveles, pues nos hemos dado cuenta que los modelos establecidos no están funcionando.

En ese sentido, es importante dejar claro que la monogamia no es natural en los humanos, es un sistema económico, político y por supuesto, religioso.

“Querer abrir una relación proviene de un deseo de transformar nuestras relaciones donde podamos experimentar afectos, tener una vida mucho más compartida y satisfactoria”, destaca Neri.

No es solo tener aventuras sexuales 

Sin embargo, no se trata solo de hacer un trío o tener varias parejas sexuales de la manera más irresponsable, mucho menos de hacerlo derivado de una crisis con la pareja o de tener cierto hartazgo de estar con la misma persona, pues “de inicio la cosa ya va a estar podrida”.

Es importante cuestionar esas ansias de posesión y poder a la hora de establecer una relación amorosa.

TAMBIÉN LEE: 5 objetos afrodisiacos que no pueden faltar en la habitación 

“Para abrir una relación es fundamental tener una claridad de consenso y horizontalidad. Esto significa que uno no debe decirle al otro qué es lo que tiene que hacer, sino que juntos deben tener un diálogo para buscar lo que desean, pero siempre en equidad. Esto implica acuerdos, negociación y establecimiento de límites, con coherencia y compromiso”, puntualiza la experta.

Es necesario cuestionarse por qué se desea abrir la relación 

Cuando se busca abrir la relación es necesario prepararse, ya sea con literatura o acudiendo con un experto en temas de la no monogamia, de manera que se puedan externar las dudas y sobre todo, entender la raíz del deseo de tener este tipo de relaciones.

(Foto: Pexels) 

¿Por qué quiero abrir la relación? Si el tema es ‘estoy harta de la monotonía, estoy cansada de esta persona’, entonces no estamos hablando de abrir la relación, sino de terminar una relación que no es satisfactoria”, dice Neri.

La experta también explica que cuando se quiere abrir la relación de forma correcta, es porque nos sentimos tan bien, que queremos compartir con otros esa alegría y ese bienestar. Llegamos a un grado de honestidad y confianza que, cuando se tiene un deseo sexual por alguien, sentimos toda la libertad de poderlo compartir sin que sea un escándalo ni se vuelva un asunto de celos.

Existen varios tipos de relaciones abiertas 

Cabe destacar que existen muchos tipos de relaciones abiertas, puede ser algo meramente sexual, o de poliamor, que va mucho más allá de eso. También pueden hacerse tríos, que son de manera ocasional y simplemente se invita a una tercera persona con la que se establecen reglas previas.

(Foto: Pixabay) 

Sea cual sea la relación, Neri recomienda que “todos los participantes deben tener bien claro por qué quieren relaciones abiertas y para qué. No funciona simplemente querer alocarse y probar algo nuevo. Se requiere de un proceso. Lo ideal es ir poco a poco, tal vez primero con un juego de roles donde la pareja finja ser otra persona y luego ir probando más cosas dependiendo de cómo se van sintiendo”.

Para la especialista, es necesario comprometerse con lo que siente el otro, porque si no hay responsabilidad afectiva y compromiso, no va a funcionar, no es posible abrir una relación.

“Si una de las dos personas no lo está disfrutando y solo lo hace porque está cediendo a los deseos del otro o quiere complacerlo porque teme que su relación se acabe si no accede a abrir la relación, las cosas van a acabar mal”, detalla.

(Foto: Merca2) 

En ese contexto, Neri sugiere que antes de abrir una relación, lo mejor es acudir a una terapia de pareja y arreglar juntos los problemas centrales, para que en otro momento se pueda pensar en integrar a otras personas.  

¿Los dos deben estar enterados de lo que hace el otro?

Según la filósofa feminista, dependerá del tipo de relación abierta que se establezca y de los acuerdos que haya. Detalla que hay un tipo de relación que se llama a ojos cerrados que consiste en saber que la pareja va a estar con otra persona, pero no hay interés en saber exactamente con quién, ni dónde ni cómo.

“Lo que sí se quiere saber y debe quedar muy claro, es que tiene que haber responsabilidad sexual, es decir que siempre se va a hacer uso de condón en todos los encuentros con otras personas”, agrega.

(Foto: Pixabay) 

Lealtad y comunicación, claves para relaciones abiertas exitosas 

Así mismo, Neri explica que, en cualquier relación, abierta o cerrada, la lealtad debe ser el motor principal. Es decir, debe haber un cumplimiento de los acuerdos establecidos, por lo que, si se abre la relación pero uno de los dos no quiere saber lo que hace el otro, se tiene que respetar. De lo contrario, se considera una infidelidad, una traición, porque se lastima la confianza.

También hay que considerar que los acuerdos no deben estar escritos en piedra, deben ser flexibles, cambiar con el tiempo y adaptarse a las necesidades de cada uno, estableciendo un diálogo constante para hablar de cómo se van sintiendo.

“Los acuerdos se renuevan porque parten de una comunicación constante”, destaca la experta.

(Foto: Pinterest) 

Finalmente, se debe tomar en cuenta que el desapego es fundamental, tanto en las relaciones abiertas como en las monógamas, porque si no, es fácil que se vuelva una relación tóxica o hasta violenta, ya que se busca tener el control de la otra persona.

Y tú, ¿te sientes listo para tener relaciones abiertas?

SIGUE LEYENDO: 5 consejos para iniciarse como swinger y disfrutarlo  

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda