Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2021 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando tienes un orgasmo?

Durante el orgasmo las diferentes partes del cuerpo experimentan algunos cambios, el cerebro es la gran estrella.

FERNANDO GUEVARAOct 11, 2021 
Tiempo de lectura: 5 mins.
(Foto: Freepik)

Lo + leído

El orgasmo es la culminación de una relación sexual, un clímax que produce una sensación de liberación repentina y placentera de la tensión acumulada desde el momento en que se inicia la fase de excitación, pero, ¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando tienes un orgasmo? A continuación te lo contamos.

En el caso de los hombres, el orgasmo viene acompañado por la eyaculación, expulsando espermas, mientras que en el caso de las mujeres se pueden emitir fluidos de las glándulas de Bartolino y líquido procedente de la glándula de Skene.

La excitación tiene varias fases: se comienza por el deseo, después sigue la excitación y diversas mesetas, en cada una de las cuales el nivel de excitación va aumentando, haciendo que aumenten también el ritmo de la respiración, el ritmo cardiaco y la presión sanguínea. Finalmente, se llega al orgasmo, donde se libera esa tensión y se pasa a la fase de resolución, devolviendo al organismo al estado que estaba antes de la fase de excitación.

En el caso de los hombres, después del orgasmo, entran en un periodo refractario en el que durante cierto tiempo, no pueden tener otro orgasmo. Estas diferentes fases del ciclo de respuesta sexual no tienen un tiempo en concreto, sino que para cada persona y en cada relación sexual puede conllevar un tiempo diferente.

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando tienes un orgasmo?

Cuando una persona tiene un orgasmo, las diferentes partes del cuerpo experimentan algunos cambios, el cerebro es la gran estrella. Durante las relaciones sexuales, se ven involucradas infinidad de terminaciones nerviosas y todas ellas mandan señales al cerebro.

Esto genera que algunas zonas del cerebro se activen y otras, en cambio, se desactiven. La amígdala, el cerebro, la glándula pituitaria y el núcleo accumbens se activa, liberando endorfinas, oxitocina y dopamina, además de influyendo en el organismo en el control de emociones y en las funciones musculares, entre otras cosas.

También se activan los circuitos de recompensa, se reduce la capacidad de razonamiento y de control al inhibir la corteza orbitofrontal lateral, que se apaga por completo durante el orgasmo, y se acumula el córtex, entre otras.

(Foto: Freepik)

Órganos sexuales

Los órganos sexuales son una de las partes del cuerpo que se ven afectadas por la presencia de los orgasmos. En el caso de las mujeres, la vagina se agranda ligeramente, alargándose y ensanchandose, y se lubrica. Además, ocurren contracciones uterinas y vaginales.

En el caso de los hombres, aumenta el ritmo de las contracciones prostáticas y del pene. Además, ocurre la eyaculación.

En las mujeres, justo antes del orgasmo el clítoris se contrae hasta el 50 por ciento de su tamaño y en el momento en el que se alcanza el orgasmo este vuelve a agrandarse, aumentando su tamaño.

Los pechos también se hinchan un poco y los pezones se endurecen, cosa que también le ocurre a los hombres.

Cambios en la piel y en los ojos

La piel no está exenta de los efectos de los orgasmos. Al llegar al clímax, la presión de la sangre aumenta y esto se puede ver directamente en la piel ya que se enrojece. En algunas pieles, es más notorias que en otras.

Durante el orgasmo, las pupilas se dilatan. Esto se debe a la activación que sufre el sistema nervioso simpático. Este es el encargado, entre otras cosas, de controlar las reacciones y reflejos más básicos.

(Foto: Especial)

El ritmo cardiaco aumenta

El ritmo cardíaco puede subir hasta los 90-100 pulsaciones por minuto, pudiendo alcanzar, incluso 130 pulsaciones por minuto. En las mujeres es posible que se alcancen las 170 pulsaciones por minuto.

La presión sanguínea también aumenta aunque, cuando más lo hace es durante la fase de meseta.

(Foto: Especial)

Los pies también se ven involucrados

Cuando el cuerpo libera la tensión acumulada durante el ciclo de excitación, la sensación se puede expandir por todo el cuerpo, generando espasmos musculares en los pies que, en algunos casos, pueden ocasionar calambres.

Sigue leyendo: "Pensé que el orgasmo era un mito o que estaba impedida a sentirlo"

(Con información de: Vitónica y Sanitas)

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda