Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2021 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

5 beneficios de caminar tomando la mano de tu pareja

Caminar tomando la mano de tu pareja te hace sentir especial, pero también puede mejorar tu salud física y mental

SUSANA CARRASCONov 17, 2021 
Tiempo de lectura: 3 mins.
Caminar de la mano de tu pareja disminuye el estrés. Foto: PEXELS

Lo + leído

Caminar tomando la mano de tu pareja es algo muy romántico que, además, denota una conexión profunda, pero ¿sabías que puede tener beneficios no solo para tu relación, sino a la salud? Conoce todo al respecto.  

Se ha encontrado que tomar de la mano a esa persona especial establece un vínculo amoroso, pero también puede ayudar a aliviar ciertas dolencias y problemas emocionales.

(Foto: Pexels) 

Tal vez no le tomes demasiada importancia al hecho de sostener la mano de tu pareja mientras caminan o simplemente platican, pero hay muchos beneficios en este sencillo gesto.

Beneficios de caminar tomando la mano de la pareja 

Tomarse de la mano en pareja es una señal clara de que hay una relación sólida, de que se desea proteger al otro y de que hay emociones profundas, pero también, de que se disfruta de muchos beneficios a la salud física y mental, como:

1. Control de los nervios

De acuerdo con un estudio realizado en el Institute for Behavioral Medicine Reseach de la Universidad de Ohio, tomarse de las manos ayuda a calmar los nervios cuando estamos ante una situación de miedo.

(Foto: Pexels) 

2. Disminuye el dolor 

Tomarse de las manos en pareja también ayuda a relajar y disminuir la tensión de los músculos, lo que favorece una reducción del dolor físico. Esto puede verse, por ejemplo, cuando una mujer da a luz y toma la mano de su pareja.

TAMBIÉN LEE: ¿Qué es el efecto Halo en las relaciones y cómo afecta a las parejas? 

3. Menos estrés

Otro de los beneficios de tomar de la mano a tu pareja, según un estudio del Touch Research Institute en la Universidad de Miami, es que disminuye la producción de cortisol, conocida como la hormona del estrés.

(Foto: Pexels) 

4. Control de la presión arterial

El Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Carolina del Norte encontró que tomar la mano de tu pareja no solo te hace sentir un vuelco en el corazón, sino que literalmente te ayuda a mejorar tu salud cardiovascular, pues este contacto íntimo ayuda a reducir la presión arterial.

5. Favorece la conexión y el amor 

Como se libera oxitocina, la hormona del amor y la empatía, se fortalece la conexión con la pareja, lo que puede significar mucho para tu relación, pues aumenta las probabilidades de que estén juntos por mucho tiempo, pues la sensación de amor es duradera.

Además, estudios han demostrado que cuando las parejas van tomadas de la mano logran una sincronización en sus actividades cerebrales y sus ritmos cardiacos.

(Foto: Pexels) 

Ya lo sabes, caminar tomando la mano de tu pareja no solo te hace sentir enamorado y feliz, es un acercamiento físico que favorece una relación más estable, con más confianza, sin tanto estrés y con más amor. ¡Aprovecha todos los beneficios!

SIGUE LEYENDO: ¿Cómo recuperarte cuando te hacen ghosting? 

(Con información de En Pareja y Vix)

Para saber más de...Según la psicología, estos son los 6 estilos de amor

¿Qué es el amor?
En la psicología se ha definido como "sentirse encantado por otro ser que nos produce una ilusión íntegra y que nos absorbe"; como un acto de voluntad acompañado por un sentimiento; o como un sentimiento de agrado hacia otra persona que se manifiesta por la comprensión, la complicidad, el entendimiento, la pasión y las habilidades de convivencia.
La fórmula del amor:
Hay tres elementos básicos en el amor. La pasión, que es el deseo por el otro y la complacencia de las necesidades y fantasías; la intimidad, que es compartir sentimientos para establecer un vínculo profundo con el otro; y el compromiso. El nivel de presencia de cada componente determina el tipo de amor que tienen entre sí las personas.
Estilos de amor:
En la psicología se han propuesto seis estilos de amor: erótico, pragmático, amistoso, lúdico, maníaco y ágape. Estos van a determinar las conductas de las personas con sus parejas y la percepción de sus relaciones.
Eros o erótico:
Se caracteriza por un intenso atractivo físico y emocional hacia la pareja; es el estilo de amor propio de la etapa de enamoramiento. Viene acompañado de un gran sentimiento de intimidad y por ende un fuerte vínculo que favorece la duración de la pareja. Son personas que creen en el amor a primera vista.
Pragma o pragmático:
Las personas con este estilo eligen con cuidado a su pareja, buscan una compatibilidad física y de intereses. Además, muchas veces se evalúa la relación a fin de evitar conflictos y mejorar la relación.
Storge o amistoso:
En este tipo se prefiere la amistad y el afecto más que el amor. Se buscan ratos agradables y relajados, que existan similitudes de intereses y que haya confianza. Las relaciones así se basan en el cariño y la amistad y son parejas que dejan de lado el atractivo físico y la satisfacción sexual.
Ludus o lúdico:
Aquí se ve al amor como un juego o un entretenimiento. Se busca relacionarse con muchas parejas y tener múltiples experiencias de amor. El amor es permisivo, no hay compromiso, celos o expectativas y hay poca implicación emocional. Las personas con este estilo suelen ser sinceras con sus parejas y aclarar las reglas antes de cada relación.
Manic o maníaco:
Se define como una obsesión o adicción a la pareja. Las personas son posesivas, dependientes, inestables e invasivas. Aman a la pareja de una manera muy intensa y experimentan sentimientos de necesidad y de permanencia extremos.
Ágape:
Es un amor altruista en donde las personas pasan por alto los errores y fallas de la pareja, anteponen las necesidades del otro, aman de una manera intensa, se entregan por completo, le dan apoyo incondicional a la pareja, la idealizan y actúan completamente desinteresados. La sexualidad y sensualidad son secundarios.


Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda