Mi problema es que a mi esposo le gusta demasiado recibir sexo oral y a mí no me encanta hacerlo. Cuando lo hago me siento muy incómoda y no disfruto. No es que sea muy tímida en la cama, simplemente no se me antoja para nada, mucho menos cuando pienso en las infecciones y esas cosas, pero tampoco quiero dejar de complacerlo. Aunque muchas chicas dicen que les gusta hacerlo yo creo que lo hacen porque se sienten presionadas. ¿Hay algo mal conmigo?, ¿Existe una forma de darle placer que no implique sexo oral?

-Amante complaciente 

En Para saber hacerlo podrás encontrar respuesta a tus inquietudes sobre temas de sexualidad. Puedes mandar tus preguntas de manera anónima dando click aquí y recibirás asesoría a través de este espacio.

PSH: Querida Amante complaciente,

Existen muchas razones por las que algunas mujeres no disfrutan dar sexo oral, entre las que destacan el mal olor en los genitales de la pareja, que empujen su cabeza para ir más profundo, que haya demasiado vello púbico, haber sufrido malas experiencias como que eyacularan sin avisar o simplemente porque no les agrada la sensación del miembro masculino en su boca.

Pero muchas se sienten obligadas a darlo porque a la mayoría de los hombres les encanta recibirlo y cuando ellas admiten que no les gusta, suelen considerarse una mala pareja sexual.


Estas falsas ideas crean inseguridad, problemas en la pareja y hasta miedo a una posible infidelidad. Sin embargo, el buen sexo no es una sola práctica, sino un conjunto de estas y entre más variedad mejor.

La sexóloga y terapeuta matrimonial Moushumi Ghose, dice que “el sexo oral no tiene que ser un trabajo para las mujeres. Cuanto más cómodo y agradable resulte para ellas, lo harán con más entusiasmo y más a menudo”.

Puedes optar por estimular el pene de tu pareja con objetos cuando esté muy excitado, como plumas suaves o un anillo para pene. También está la opción del simulador de sexo oral masculino, un juguete sexual que replica una boca femenina, da una sensación de placer muy real y se adapta a todos los tamaños del pene.

Si no quieres que tu pareja extrañe el sexo oral, puedes volverte experta en el arte del “handjob” o la masturbación masculina. Usa lubricantes y estimula el miembro con distintos movimientos y velocidades usando solo tus manos.

Finalmente, puedes probar el uso de condones de sabores para mejorar la experiencia y no tener sensaciones desagradables. Pídele retroalimentación a tu pareja y busquen formas de disfrutar juntos. 

SIGUE LEYENDO: El pasado sexual de mi pareja me obsesiona y me hace sentir celos