Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2021 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Mi novia bisexual cree que soy muy abierto en el sexo, pero no es así

Los tríos, el poliamor y esas cosas no me van. No sé cómo detener esta situación.

PARA SABER HACERLOSep 20, 2021 
Tiempo de lectura: 4 mins.
Foto: Especial

Lo + leído

Nunca me habían preocupado los ex de mis parejas, hasta hoy. Desde hace medio año estoy en una relación con una chica bisexual que me tiene loco pues me gusta desde hace años. Su última pareja es una mujer a la que le ha dado por mandarme mensajes, que ya me empiezan a poner inquieto porque se le nota dolida. Igual, comenzó a poner dedicatorias para mi novia en sus redes y desde hace un mes logró que la volviera a seguir. No soy de los que les dice a sus parejas qué hacer, pero la situación no me gusta. Mi novia cree que por el hecho de aceptar su bisexualidad soy muy abierto en el sexo y las relaciones, pero la verdad es que no es así. Los tríos, el poliamor y esas cosas no me van. No sé cómo detener esta situación.

-Disgustado

En Para saber hacerlo podrás encontrar respuesta a tus inquietudes sobre temas de sexualidad. Puedes mandar tus preguntas de manera anónima dando click aquí y recibirás asesoría a través de este espacio.

PSH: Querido Disgustado,

No porque se tenga una orientación sexual distinta a la heterosexual las personas son más maduras o inteligentes emocionalmente, solo son distintas en su sexualidad. Si bien las personas bisexuales son de las menos comprendidas, eso no quiere decir que tienen derecho a tener relaciones alternas si no tienen ese acuerdo con sus parejas.

La relación de pareja, para funcionar, en todos los casos y bajo todas las combinaciones sexuales se basa en los mismos principios por una razón: se trata de seres humanos relacionándose.

Estos principios son respeto, comunicación y acuerdos. Desarrollarlos lleva un trabajo de madurez que el sexólogo español Antoni Bolinches describe como las tres partes del comportamiento y las llama el niño, el adulto y el padre.

Este último representa las normas sociales y se rige por el sentido del deber. El adulto se guía por el sentido de la realidad, valora las consecuencias de las acciones mientras el niño es la parte infantil de la persona y reacciona bajo el sentido del placer buscando satisfacer sus necesidades básicas.

En el sexo, el niño de cada uno es el que pide placer, pero es el adulto de cada persona quien debe administrarlo de manera tal que no perjudique ni a la persona ni a los demás, gestionando frente a las normas de la autoridad social que implica no transgredir la ley o pasar por encima de los acuerdos pactados.

Cuando la relación se da sin ver las consecuencias y asumiendo que la pareja está dispuesta a todo, es una relación basada solo en el placer y de nivel infantil, con berrinches y caprichos. Si no se madura, no progresa.

SIGUE LEYENDO:  Salgo con un casado y descubrí que tenía otra además de mí y su esposa 

(Coordinadoras: Cecilia Rosillo y Susana Carrasco) 

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda