Mi problema es que yo solía ser una mujer con una actividad sexual normal, sentía deseo y disfrutaba de los encuentros con mi pareja. Sin embargo, me llegó la menopausia y además de los efectos como los bochornos, los cambios en el estado de ánimo y los problemas para dormir, mi deseo sexual prácticamente desapareció de pronto, sin aviso. Mi pareja y yo somos de la misma edad, pero él continúa como siempre, lo que me hace sentir muy mal. Además, lo que antes me resultaba placentero ahora se volvió doloroso, ¿qué puedo hacer?

-Madura sin deseo 

En Para saber hacerlo podrás encontrar respuesta a tus inquietudes sobre temas de sexualidad. Puedes mandar tus preguntas de manera anónima dando click aquí y recibirás asesoría a través de este espacio. 

PSH: Querida Madura sin deseo, 

Sin duda la menopausia es un momento en la vida de la mujer en el que surgen muchas alteraciones, como sofocos o bochornos, problemas para dormir y por supuesto, dificultad en las relaciones sexuales.

No te preocupes, es totalmente normal y al respecto, José Manuel Valverde, experto en sexología, explica que la disminución hormonal en esta etapa lleva a una baja del flujo sanguíneo en la zona pélvica, causando resequedad de la vagina y menos deseo sexual.

Afortunadamente existen formas de tener placer sexual en la menopausia sin necesidad de una penetración y los juguetes sexuales son un gran aliado.

El estudio “Climaterio y Sexualidad” demuestra que hasta 60% de mujeres que antes de la menopausia no presentaban alteración en su función sexual, lo tienen en esta etapa.

Las molestias más comunes son dolor en la penetración, sequedad vaginal e incapacidad para llegar al orgasmo.

La recomendación es probar con un succionador de clítoris, ya que ni siquiera se tiene que tocar directamente para estimular, aumentar la lubricación y facilitar el orgasmo, pues se liberan ondas que acarician suavemente esta zona erógena.

Puedes redescubrir lo que te provoca placer mediante la masturbación o bien, hacerlo en pareja. Solo incluye el succionador en tus encuentros íntimos y pide a tu pareja que te estimule como más lo disfrutes.

Complementa con un estilo de vida saludable donde no falte el ejercicio diario, las técnicas de meditación, no fumar ni beber en exceso, tener una dieta variada y hacer ejercicios de Kegel, que consisten en apretar y solar el músculo con el que retienes la orina.

Tampoco olvides los lubricantes en todos los encuentros y, sobre todo, las ganas de disfrutar y encontrar nuevas formas de placer sexual.

(Coordinadores: Cecilia Rosillo, Antonio Trujillo y Susana Carrasco)