Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Fantaseo con sexo entre cuatro, pero me da miedo decirle a mi pareja

De alguna manera me siento como culpable de “desear al hombre de la prójima”

PARA SABER HACERLOFeb 25, 2022 
Tiempo de lectura: 3 mins.
Foto: Especial

Lo + leído

Me siento mal. De alguna manera me siento como culpable de “desear al hombre del prójimo”. Mi marido y yo hemos hecho una buena amistad con otra pareja, al grado que hemos viajado juntos y la hemos pasado muy bien. Esto no tendría nada de malo si no fuera por la última experiencia que compartimos. Fuimos de escapada a una zona rural y en el hotelito que encontramos solo había disponible una habitación que compartimos. Ese grado de intimidad jamás lo habíamos compartido y por la noche desperté con la idea de tener sexo los cuatro. Esa noche cuando dormí, estaba todo el rato mojada y no paraba de pensar en hacerlo. No creo que haya manera de dejar de pensar en ello. No sé si hablarlo, me da miedo que mi pareja piense mal de mí o que se pongan en mi contra.

-Fantasiosa reprimida

En Para saber hacerlo podrás encontrar respuesta a tus inquietudes sobre temas de sexualidad. Puedes mandar tus preguntas de manera anónima dando click aquí y recibirás asesoría a través de este espacio. 

PSH: Querida Fantasiosa reprimida,

Hay parejas que jamás, por mucho que se amen, respeten y comprendan, aceptarán un trío o un intercambio de pareja, simplemente porque no es lo suyo, y tener claro eso es tener una buena comunicación entre ambos.

Si hay alguna duda, lo mejor siempre es preguntar, las parejas que se tienen confianza saben aclarar las cosas sin prejuicios y sin juzgar al otro, por el contrario, comprenden que las inquietudes son oportunidades de poner claras las cosas, de ser francos en todos los sentidos.

Compartir la privacidad con otras parejas siempre abre otras puertas y nos genera cierta sensación de acercamiento, lo que se puede fácilmente confundir con haber pasado a otro nivel, al de lo íntimo; sin embargo, debemos tener claro lo que queda dentro de lo íntimo y lo que es privado.

Es más fácil compartir un espacio privado que íntimo, ya que el primero se concibe como algo que se puede llevar a cabo en soledad y/o compartido con un selecto número de personas, como una conversación o un espacio, mientras que lo íntimo es para mucho un límite entre lo público y lo privado, entre lo que se puede mostrar y lo confidencial “podemos decir que en numerosas ocasiones el concepto de intimidad se sobrepone al de privacidad. Aunque aquí queremos resaltar que la intimidad es algo más que lo meramente privado; intimidad es un término que lleva implícito otro término: profundidad. Normalmente algo íntimo es algo profundo, no superficial, ni vago, sino algo que recobra importancia”, según explica psicoafirma.com

La mayor parte de los problemas relacionados con la intimidad se desarrollan y manifiestan en el ámbito de lo sexual. De tal forma, que todo acto de intimidad implica correr riesgos, señala cenitpsicologos. La intimidad implica mostrarnos al otro tal y como somos, despojados de nuestras inhibiciones y pudores para revelar lo oculto, lo doloroso, lo que quieres que nadie sepa y no se pueden forzar.

(Coordinadores: Cecilia Rosillo, Antonio Trujillo y Susana Carrasco) 

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda