Desde siempre me ha gustado hacer sexting con mi pareja, ya tenemos tiempo juntos y lo seguimos haciendo como una forma de juego y complicidad. Hace unos días hablé de esto con unas amigas y todas me advirtieron de “los peligros”. Después me puse a buscar información en Internet y me encontré principalmente titulares alarmistas. ¿Ya no es más una práctica recomendable el sexting?

-Mensajera sexy

En Para saber hacerlo podrás encontrar respuesta a tus inquietudes sobre temas de sexualidad. Puedes mandar tus preguntas de manera anónima dando click aquí y recibirás asesoría a través de este espacio. 

PSH: Querida Mensajera sexy, 

Enviar mensajes con contenido erótico (“nudes” y “packs”) a través de dispositivos tecnológicos y redes sociales es una práctica común.

La correspondencia erótica no es algo tan nuevo como podríamos suponer, ya desde el siglo XIX podemos encontrar algunos ejemplos de intercambios eróticos por cartas tradicionales entre personajes célebres, como Mary Shelley, Flaubert, Benito Pérez Galdós, James Joyce, Kafka, Henry Miller, etc. por mencionar algunos.

Aunque lo más probable es que está práctica haya iniciado desde que inició la escritura y demás formas de comunicación.

El sexting consensuado es una forma más de expresar nuestros deseos, un juego de seducción para provocar excitación y compartir fantasías eróticas. Los usamos tanto mujeres como hombres para ligar y para tener aventuras.

Es tan común que existen una enorme cantidad de memes sobre el riesgo de que la pareja descubra los mensajes del whatsapp o Facebook.

Como cualquier otra práctica sexual puede tener algunas consecuencias, unas deseadas y otras indeseables. Ahora te compartimos los beneficios:

  • Estimula el erotismo de las personas que lo practican.
  • Mejora la satisfacción sexual.
  • Libera estrés.
  • Enriquece la comunicación de la pareja.
  • Mejora el estado de ánimo.
  • Es una forma de seducción.
  • Complementa las relaciones a distancia.

Al final cada persona decide si lo hace o no, con quién lo hace y de qué forma para reducir los indeseables riesgos.

(Coordinadores: Cecilia Rosillo, Antonio Trujillo y Susana Carrasco)