Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

¿Ta bien o ta mal? 6 datos que debes conocer sobre los tamales

ARANTXA LÓPEZFeb 02, 2022 
Origen:
Los tamales se remontan al México prehispánico y servían como alimento propio de eventos importantes. También se preparaban para agradecer a la tierra por su fertilidad y en algunas ocasiones adornaban las ofrendas de muertos.
(Foto: Cuartoscuro)
Versiones originales:
La versión original del tamal fue uno de cuerpo firme y apelmazado, elaborado con calabaza, chile, quelites y elote, que eran los productos más populares del momento. Con la llegada de los españoles, los ingredientes ocupados fueron la carne de cerdo y la manteca. Hoy en día la imaginación es el límite y los sabores van desde chicharrón hasta chocotorro.
(Foto: Cuartoscuro)
Recetas de tamales:
Existen 500 recetas a base de tamales en todo el país y éstas derivan en otras 4 mil preparaciones que dependen de la zona, las costumbres y el chef. Con los años los sabores tradicionales como de salsa verde, rajas o dulce, evolucionaron a unos más gourmet como verdolagas, chile morita, hongos con queso, suadero, queso con zarzamora y chocolate.
(Foto: Cuartoscuro)
¿Me estás diciendo que hay un multiverso?
Así es, las presentaciones de tamales son infinitas. Tenemos los tamales fritos, las guajolotas, los tamales en hoja de maíz, en hoja de plátano, en hoja de papatla, la rosca de tamal, tamales para perro, e incluso, los hay inspirados en personajes como Hello Kitty y Star Wars.
(Foto: Cuartoscuro)
En Suiza, chocolate y en México, maíz:
Según la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, un mexicano, al año, consume 335 kilos de maíz y uno de los platillos favoritos a realizar con ese producto sin duda son los tamalli, palabra náhuatl que significa envuelto y de la que proviene el tamal.
La maldición del tamal
Este platillo prehispánico está rodeado de supersticiones que pueden mermar su sabor. Por ejemplo, se tiene que persinar la masa antes de usarla; se debe cantar durante su cocción para que no se agrien; no se debe tener hambre durante el preparado porque quedan crudos; si se tardan en cocer se les debe pegar con una chancla y prohibido que las embarazadas cocinen porque quedan pintos.
(Foto: Cuartoscuro)

Thank you for trying AMP!

You got lucky! We have no ad to show to you!