Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2021 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

La realidad del estrés: ¿es bueno o malo?

Redacción Su MédicoOct 21, 2021 
¿Qué es el estrés?
La neurocientífica Sara Lupin realizó una encuesta a 1000 personas y les pidió definir el estrés; la mayoría de encuestados lo definieron como falta de tiempo para realizar actividades en un tiempo determinado. Por ello, existe una creencia errónea de que sólo los adultos sienten estrés, al contrario diversos estudios señalan que los cerebros envejecidos y en desarrollo son más vulnerables al estrés.
La realidad del estrés:
El estrés se define como la respuesta fisiológica del organismo ante las situaciones de amenaza y que es necesaria para la supervivencia de humanos y animales. El cerebro es un detector de amenazas y cada vez que se detecta una, se generan las hormonas del estrés necesarias para aportarnos energía para huir o luchar.
El cerebro durante el estrés:
Durante el estrés se activa la amígdala, que es la región del cerebro que procesa las emociones de miedo y el eje hipotalámico- hipofisario-adrenal, que controla las reacciones al estrés. Luego se activa la glándula pituitaria, que se encarga de dar respuestas adaptativas al entorno y finalmente las glándulas suprarrenales se activan y liberan las llamadas hormonas del estrés: adrenalina y cortisol.
Reacciones físicas:
Ante las situaciones del estrés moderno, nuestro organismo reacciona como si fuera una situación de vida o muerte: se dilatan las pupilas para ver mejor, los músculos se tensan, aumenta la presión sanguínea y la frecuencia cardíaca, se contraen los capilares de la piel para minimizar la pérdida de sangre, aumenta la temperatura corporal y se activan las glándulas del sudor, se detienen las funciones digestivas y los pulmones reciben más oxígeno.
Causas del estrés:
Se identifican 4 causas en las situaciones cotidianas que provocan el estrés: la novedad, la impredecibilidad, la sensación de descontrol y la percepción de amenaza para nuestra personalidad. A lo anterior se le denomina factores estresantes relativos, mientras que los absolutos se refieren a situaciones que amenazan la supervivencia.
¿Adiós al estrés?
Es falso que se deba eliminar por completo el estrés. La felicidad no consiste en la falta de estrés y sin él, moriríamos pues es necesario para la supervivencia. Más bien se debe manejar el estrés para evitar que se vuelva una enfermedad. De hecho, los estudios en neurociencias indican que un nivel moderado de estrés es adecuado y necesario porque activa circuitos cerebrales que controlan la atención y la memoria y evitan el aburrimiento.
Saber manejar el estrés:
Estas son recomendaciones para manejar el estrés: entenderlo, preguntarse qué puedo hacer para manejarlo y buscar estrategias para controlarlo como hacer ejercicio, tocar música o hacer meditación pero también ser optimista y hacer altruismo. Lo opuesto al estrés no es la relajación, es la resiliencia, la cual es una gran estrategia de afrontamiento que todos debemos cultivar.

Thank you for trying AMP!

You got lucky! We have no ad to show to you!