Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

¿Cada cuánto debes cambiar los productos de limpieza?

FERNANDO GUEVARAMar 29, 2022 
Hay personas que utilizan su escoba, trapeador, trapos y esponjas durante años, a pesar de que se pueden lavar y verse limpias, estos están llenos de una gran cantidad de bacterias, por lo que es importante que sepas cada cuánto se deben cambiar los productos de limpieza.
Escoba
No existe un tiempo específico, pero debes observar cómo se va viendo tu escoba y que tan sucia o desgastada la ves.
Las escobas pueden durar mucho, pero esto dependerá del uso que se le de y el tipo de suelo que barran. Fíjate si las cerdas están muy dobladas y si ya no limpian como deberían hay que cambiarlas.
Trapeador
Es peligroso conservar este utensilio de limpieza por más de 30 días de aseo, ya que después de este tiempo no estarán logrando limpiar al 100%.
La humedad hace que las bacterias causen malos olores y la formación de hongos, que pueden afectar a tu salud.
Algunas señales de que el trapeador ha llegado al final de su ciclo útil es cuando resulta complicado remover manchas o suciedad del suelo, y cuando éste desprende un olor desagradable.
Trapos
Los trapos para limpiar el baño y la cocina pueden albergar muchas bacterias. Sin embargo, si los lavas y secas bien puedes aumentar su tiempo de vida.
Lava los trapos por separado de tu ropa y toallas, una vez a la semana. Estos se deben cambiar una vez cada dos meses.
Esponja para lavar trastes
Una investigación determinó que la esponja es la que acumula más bacterias de la casa, por lo que se recomienda cambiarla cada 30 días para que esas bacterias y hongos no contaminen los demás trastes de tu cocina.
Cepillo de dientes
Se debe cambiar a los tres meses de uso. La recomendación de odontólogos por años es que después de este tiempo, el efecto del cepillo no es igual.
Así es que hay que cambiarlo. También influye la forma del cepillado, porque hay algunos que se deforman mucho antes.
(Con información de: Selecciones y GQ)