Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

6 señales de que sufres miedo al rechazo

ARANTXA LÓPEZDic 14, 2021 
El rechazo:
Es verdad que a nadie le gusta ser rechazado porque es vergonzoso y doloroso; también es cierto que ser rechazado está fuera de nuestro control. Sin embargo, hay una diferencia enorme entre el disgusto que provoca el rechazo a sentirse completamente devastado por eso. ¿Te identificas con alguna de estas señales?
Exageras tus reacciones:
Piensa en ocasiones de rechazo que hayas tenido y trata de recordar si reaccionaste de forma exagerada; por ejemplo, tiendes a sentir rechazo en situaciones ambiguas, haces de un pequeño problema algo monumental o creas escenarios de rechazo en tu cabeza aun cuando nada en tu entorno lo incite.
Te cuesta trabajo superar cosas:
Cuando sufres un rechazo o un fracaso en el ámbito que sea, repasas los momentos sufridos obsesivamente una y otra vez hasta caer en una espiral que te jala hacia un lugar oscuro. En psicología, eso se llama rumiación, además de la obsesión, las personas se concentran en los síntomas de su malestar en vez de buscar soluciones a sus problemas.
Reaccionas con ira:
Durante una situación de rechazo, la ira funciona como un mecanismo de defensa para combatir el miedo o intentar superarlo. La ira provoca que te centres en la otra persona y que dejes de lado tus luchas internas, lo cual puede provocar que nunca las resuelvas; además la ira puede llevar a la violencia, ya sea contra los otros o contra uno mismo.
Te proteges de los juicios
Las personas sensibles al rechazo, sin pensarlo se protegen de ser juzgadas y se retraen socialmente o son extremadamente atentas y cariñosas con los demás. También luchan contra el sentimiento de soledad que provoca sentirse rechazado y juzgado, lo que provoca que tengan problemas para relacionarse con los demás por miedo a mostrar su verdadero yo.
Aunque algunas personas actúan como si no les importara lo que piensan los demás, muchas veces esto es una fachada para disimular el hecho de que no quieren ser juzgados ni rechazados, entonces fingen que no les importa o ocultan su dolor. Lo malo es que el dolor no puede ser contenido y termina saliendo en forma de depresión, ansiedad o actuar a la defensiva con los demás.
Ser extremadamente autosuficiente:
Las personas así no sienten miedo al rechazo, lo cual en sí mismo es producto de evitarlo a toda costa. Esto también es un mecanismo de defensa que a la larga provoca una sensación de soledad emocional aunque a menudo es difícil detectarla porque están más conscientes del aburrimiento o la inquietud que sienten.
¿Qué puedes hacer?
Lo primero es reconocer si te identificas con alguno de estos rasgos y de ser así, deberás tratar de buscar ejemplos de rechazo en tu vida; también considera si hay circunstancias que provocan esa sensibilidad y reflexiona sobre el origen del miedo y la expectativa de ser rechazado constantemente.

Thank you for trying AMP!

You got lucky! We have no ad to show to you!