Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

5 consejos para cuidar a tu piel durante el invierno

ARANTXA LÓPEZNov 30, 2021 
¿Por qué es necesario?
Las condiciones climáticas propias del invierno provocan cambios en la piel
que la vuelven una zona delicada que merece un cuidado especial. Estos cambios ocurren por la vasoconstricción que provoca que los vasos sanguíneos se contraigan y disminuyan su irrigación, lo cual genera que llegue menos oxígeno y nutrientes a las células.
La piel y el frío:
Debido a la vasoconstricción, las células tardan más tiempo en regenerarse y se da una
acumulación de células muertas que dan un aspecto grisáceo y opaco en la piel. Las células muertas dificultan la producción natural de grasa en la superficie de la piel y como resultado de la poca lubricación, la epidermis se ve seca y se vuelve sensible.
Limpia tu piel:
Contrario a lo que se cree, hay más contaminación en invierno, lo que ensucia e irrita la piel y puede causar distintos tipos de dermatitis. Por ello, es recomendable lavar la piel con un jabón aceitoso, no aplicar tonificante y utilizar una crema oleosa que contenga vitaminas A, E y C, las cuales ayudan a proteger la piel y prevenir irritaciones.
Elige bien los ingredientes:
En esta época del año opta por usar productos dermatológicos o cosméticos que sean humectantes como la glicerina, el ácido hialurónico o el glicol de propileno, los cuales absorben agua del aire y no tienen aceites; o bien, los emolientes como el aceite mineral de bebé, aceites vegetales, la vaselina o la lanolina que ayudan a sustituir la grasa de la piel. Evita los retinoides porque pueden irritar la piel en invierno.
Para los labios partidos:
Si eres de las personas que se chupan los labios cuando los sienten resecos, mejor detente porque solo estás agravando la situación. Lo mejor para hidratar los labios es tomar 2 litros de agua al día y usar bálsamos labiales.
Cuida tus manos:
El lavado de manos constante, el uso del gel antibacterial y los fríos aires de invierno lastiman la piel de las manos como en ninguna otra parte del cuerpo. Por eso, se recomienda usar un jabón que contenga glicerina o aceites esenciales y aplicarse crema hidratante en la mañana, en la noche y después de cada lavado.
Tobillos resecos:
Esta condición se debe a la resequedad de la piel y de no tratarse puede causar infecciones en la piel y dolor al caminar. Un tip para combatir la resequedad con rapidez es aplicar una capa de vaselina en los tobillos, cubrirlos con plástico adherente y usar calcetas durante toda la noche.

Thank you for trying AMP!

You got lucky! We have no ad to show to you!