Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Tener mal olfato, señal de mayor riesgo de muerte

La pérdida de la capacidad olfativa puede ser la primer señal de problemas de salud

SUSANA CARRASCOMay 02, 2019 
Tiempo de lectura: 5 mins.

Lo + leído


Tener mal olfato podría alertar problemas de salud o algo peor: que estamos en mayor riesgo de muerte. Según un estudio realizado en Estados Unidos, las personas que tienen poca capacidad olfativa aumentan en un 50% el riesgo de muerte en 10 años.





Esta nueva investigación se publicó en la revista especializada Annals of Internal Medicine y podría ser la clave para detectar que algo anda mal con la salud en etapas tempranas.





Tener mal olfato



Investigadores de la Universidad Estatal de Michigan en Estados Unidos, encontraron que aquellas personas que han perdido capacidad olfativa o tienen mal olfato, aumentan hasta en un 50% el riesgo de muerte en los próximos 10 años, en comparación con las personas que no tienen problemas olfativos.





La pérdida del olfato suele ser más común en las personas de edad avanzada, por lo que son la población más sensible a estos riesgos.





>>TAMBIÉN LEE: Los peligros de sonarse la nariz muy fuerte





Un estudio realizado por expertos de la Universidad de Chicago afirma que el sentido del olfato está estrechamente relacionado con la función cerebral y la salud.





“Creemos que la capacidad del olfato específicamente, pero también la función sensorial más ampliamente, puede ser un signo temprano importante indicando las personas con mayor riesgo de demencia”, explica Jayant M. Pinto, autor principal del estudio.





“Una prueba simple de olores podría proporcionar de manera rápida y barata de identificar a aquellos que están en alto riesgo de demencia”, agrega.





¿Por qué dice tanto de nosotros?





La pérdida del olfato es un predictor de la muerte, especialmente cuando estamos en riesgo de insuficiencia cardiaca, cáncer o enfermedad pulmonar.





El nervio olfativo es el único nervio craneal que está directamente expuesto al medio ambiente y las células que detectan olores están conectadas el bulbo olfatorio, justo en la base del cerebro. Esta ubicación expone potencialmente el sistema nervioso central a peligros ambientales.





>>SIGUE LEYENDO: La enfermedad que no te permite oler nada


Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda