Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Importancia del ácido fólico

El tratamiento preventivo con folatos ayuda a prevenir o retrasar el deterioro cognitivo y enfermedad del Alzheimer

RedacciónJul 28, 2015 
Tiempo de lectura: 3 mins.

Lo + leído

El ácido fólico es un tipo de vitamina del complejo B siendo la forma sintética del folato y aunque es más común que se suministre en mujeres embarazadas, esta vitamina es buena para todo tipo de personas.

Cabe decir que el folato se encuentra en alimentos naturales como las espinacas, hígado, levadura, espárragos, coles de bruselas y verduras de hoja verde, mientras que el ácido fólico se produce al poner suplementos y alimentos fortificados.
 
Las principales ventajas del ácido fólico son: 
 
Ayuda a generar y mantener el crecimiento celular nuevo y saludable.
Produce y mantiene las células rojas de la sangre.
Es importante para la función cerebral, la salud mental y la emocional.
Es básico cuando las células y los tejidos están creciendo como ocurre en la infancia, la adolescencia y el embarazo.
Tomar suplementos de ácido fólico durante el embarazo reduce el riesgo de trastorno autista.
Reduce el riesgo de enfermedades cardíacas, renales y accidentes cardiovasculares.
El tratamiento preventivo con folatos ayuda a prevenir o retrasar el deterioro cognitivo y enfermedad del Alzheimer.
Estudios demuestran que el ácido fólico podría prevenir canceres gástricos, ayudaría a prevenir la gastritis atrófica.
 
En cuanto a la cantidad que se debe consumir, ésta dependerá de la edad, sexo y estado reproductivo.
 
De acuerdo a National Institutes of Health (NIH), la dosis recomendada para hombres y mujeres es de 400 mcg mientras que en las mujeres embarazadas, es de 600mcg y para quienes estén amamantando la dosis es de 500 mcg.
 
Los efectos secundarios que puede tener la vitamina son: dolor abdominal, cambios de conducta, irritabilidad, diarrea, trastornos del sueño, erupción cutánea, confusión, náuseas o excitabilidad, entre otras.
 
Así mismo, las personas que sufren de problemas cardíacos, no deben tomar dosis mayores a 800 mcg ya que esto aumenta el riesgo de sufrir ataques al corazón.
(Con información de Live Science)
 

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda