Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Decálogo para la actitud positiva

Poner en práctica algunas actitudes pueden generar un antes y un después en nuestro día.

RedacciónOct 09, 2014 
Tiempo de lectura: 4 mins.

Lo + leído

Aprender a mejorar nuestra imagen, confiar más en nuestras capacidades y conocer nuestros límites son algunas actitudes que propone la autora Olivia Toja en su escrito “Actitud positiva para perezosas”.
1. Mente sana en cuerpo sano: Una buena alimentación no sólo nos recarga de energía, sino que propicia un mejor estado de ánimo. El bienestar también depende del cuerpo, de cuidar nuestro aspecto y de realizar ejercicio físico, porque aumenta la confianza en uno mismo.
 
2. Perfeccionismo:  El perfeccionismo lleva a la indecisión, porque se espera tener lista la mejor de las opciones y se reniega cuando hay algo con lo que no se está conforme.
 
3. Organización del tiempo: Aunque no podamos controlar el tiempo, sí podemos elegir en qué invertirlo y en qué no perderlo. Crea una lista en la que escribas en lo que se va tu tiempo y otra en la que detalles las prioridades para el día siguiente. Define tu objetivo con claridad, divide la tarea en partes, cambia de lugar de trabajo si no te concentras y recompénsate cuando alcances tu objetivo.
 
4. Sacar partido de las emociones: Reconoce los signos precursores, vive la emoción sin darle más importancia de la que tiene, respira profundamente para serenarte y relativiza, pues nada es cuestión de vida o muerte.
 
5. Un entorno propicio al bienestar: El desorden puede llegar a tener repercusiones en la producción de cortisol, hormona del estrés, que genera envejecimiento prematuro del cuerpo. Par aponer orden, puedes dividir en tres tus objetivos: lo que necesitas y utilizas, lo que  utilizas poco y lo que nunca usas.
 
6. Liberar la creatividad: La creatividad puede hacer la vida más interesante y divertida, nos ayuda a salir de la rutina y no caer en la tristeza.
 
7. Dejar de culpabilizarse: El sentimiento de culpa está más desarrollado en la mujer, especialmente entre en los 25 y 33 años, se cree que es porque el cerebro de la mujer se centra más en la empatía, mientras que el de los hombres en la construcción y comprensión. 
 
8. Aprende a decir que no: Aceptar todo no es una manifestación de bondad, a veces es prueba de debilidad. Comienza con decir no a situaciones que no provocan grandes consecuencias; antes de responder, imagina las consecuencias de tu respuesta; encuentra buenos argumentos para decir que no; y valora tu “sí”.
 
9. Trabaja la autoestima:  Impregnar el cerebro de este tipo de imágenes negativas puede resultar muy dañino para nuestra autoestima y de este modo nuestro estado de ánimo. Con una autoestima fuerte, conseguimos aspirar a lo mejor y poner los medios para avanzar, que nos respeten y sentirnos a gusto con nuestras opiniones.
 
10. Aceptar los propios defectos: Aceptar no ser como hubiéramos querido es el comienzo de la libertad interior.  Deja de compararte con los demás, no te sientas juzgada en todo momento y en especial, habla de lo que te preocupa (Con información de Infosalus). 
 

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda