Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Un nuevo ciclo, nuevas posibilidades para el placer sexual

Inicia un nuevo año, un nuevo ciclo y con ello un sinfín de posibilidades para nuestros placeres

ANTONIO TRUJILLOEne 04, 2022 
Tiempo de lectura: 4 mins.
Foto: Especial

Lo + leído

Inicia un nuevo año, un nuevo ciclo y con ello un sinfín de posibilidades para nuestros placeres. Cuando cerramos un ciclo y comenzamos otro tenemos una oportunidad para evaluar cómo nos manejamos en el ciclo anterior, comparar con nuestros planes previos y expectativas.

Puede ser un momento para hacer ajustes y hasta cambios de rumbo, de considerarlo preciso, en nuestros proyectos de vida.

Es una tradición pensar en nuestros deseos o propósitos para el año que comienza, aunque en ocasiones parece más una nueva carta a los reyes magos: buscar la felicidad, salud mental, ahora sí iniciar la dieta para bajar de peso, dejar el cigarro, ahorrar, inscribirnos al gimnasio, leer más, casarse, comprar un auto, viajar, etc.

Más allá de nuestros planes, invariablemente suceden imprevistos que nos obligan a flexibilizar y ajustar tanto planes como tiempos, así como nos ha venido ocurriendo desde 2020 que inició la pandemia del covid-19.

Podemos pensar los placeres como experiencias de satisfacción tanto físicas, que percibimos por los distintos sentidos, satisfacción de necesidades (comer, beber, dormir, relaciones sexuales, etc.), como psicológicas, producidas por vivencias, las cosas que acostumbramos (dulce, chocolate, picante, crocante, etc.), tener mascotas, pensamientos, contemplar un paisaje, experimentar belleza, el arte, sentimientos, emociones, fantasías, sueños y deseos.

Algunos obstáculos del placer

Históricamente algunas instituciones (estado, iglesia, familia, etc.) han buscado tener el control sobre los placeres y los cuerpos. Muy probablemente por lo poderosos que son los placeres y la influencia que tienen sobre nuestros comportamientos. Al grado que han desarrollado cualquier cantidad de mecanismos buscando el control, como es el caso del miedo.

De ahí algunas prohibiciones a las drogas y diferentes prácticas sexuales. Prohíben la masturbación, homosexualidad, sexo anal, etc. Y apenas permiten el sexo heterosexual entre personas adultas, casadas y con fines reproductivos.

Si se invita a un grupo de personas a una orgía y/o a una práctica sexual poco común, es probable que la mayoría de personas experimenten temor antes que entusiasmo o curiosidad por una nueva posibilidad de placer, porque así hemos aprendido el miedo.

Tiempo de placeres 

Tenemos la capacidad de experimentar placer en diferentes momentos, desde la anticipación cuando nos damos la ocasión de desear y fantasear con el gusto que decidimos darnos, cuando nos desconectamos del resto del universo y nos centramos en el aquí y ahora solo para disfrutar de nuestra vivencia de placer, y al final, una vez saciado podemos continuar disfrutando las reminiscencias de lo vivido.

Algunas recomendaciones son:

  • Date tiempo para recordar y vivir nuevas experiencias placenteras.
  • Respira.
  • Usa aceites de masajes y perfumes diferentes.
  • Siente y céntrate con ejercicios de atención plena a tus sensaciones.
  • Explora nuevos placeres.
  • Suelta el control (gestos, gemidos, voz, etc.).
  • Usa un juguete sexual diferente.
  • Explora caricias diferentes.

Transforma tus placeres

Esta columna busca ser una invitación a procurarnos placeres con el tiempo y la frecuencia que deseamos; en solitario o con compañía.

¡Feliz año, buenos deseos y abundantes placeres!

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda