Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2021 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

¿Seduces o te seducen?

Hacer conciencia sobre nuestros mecanismos de seducción nos permite apropiarnos de nuestras acciones

ANTONIO TRUJILLOSep 20, 2021 
Tiempo de lectura: 5 mins.
Foto: Especial

Lo + leído

Existen diferentes ideas sobre la seducción y están cambiando constantemente. Incluso hay personas con una imagen negativa de la misma, la ven como una forma de manipulación engañosa con la finalidad de obtener a cambio sexo, amor y/o dinero. A continuación haremos una aproximación a cuestiones que están en juego durante la seducción como "el juego", la iniciativa, nuestra forma de seducir, las personas que nos atraen, códigos, mensajes, disponibilidad emocional, intelecto, creencias, contradicciones, confusión, miedos, autoestima, rechazo, prácticas de seducción involuntarias e inconscientes. Hacer conciencia sobre nuestros mecanismos de seducción nos permite apropiarnos de nuestras acciones y nos puede ayudar a tener un mensaje más claro y congruente con nuestras intenciones.

Una definición de seducción: "El conjunto de expresiones y manifestaciones de una persona, aspectos psicofísicos y comportamentales, particulares que emanan de su manera de ser, son resultado de su historia de vida, y que producen en su conjunto o en algunos de sus aspectos, atracción de algunas personas frente a ella." (Fina Sanz, 2008). Es decir, significados y actuaciones que pueden provocar atracción en algunos momentos y con algunas personas. Funciona en dos vías, es decir, seducimos y somos seducides. Puede ser  inconsciente, involuntaria, otras veces evidentes las intenciones de atracción. No existen recetas universales para gustarles a todas las personas.

¿Cómo actuamos cuando buscamos atraer a alguien? 

Cuando una persona nos gusta buscamos la manera de atraer su atención. Nuestras miradas, gestos, lenguaje corporal, palabras, silencios, tono de voz, escucha, emoción, energía, sentido del humor y personalidad. Hay casos de personas que actúan con prepotencia y dominación/sumisión (Hay gustos para todo).  Algunas personas pueden buscar aprobación, reconocimiento,  aceptación y cumplir expectativas. Habrá personas que encuentren algún aspecto atractivo de nosotres y otras que no.

¿Cómo inician tus historias eróticas o amorosas? 

Cuando descubrimos a alguna persona que nos gusta tomamos la iniciativa y expresamos nuestro interés de forma clara o preferimos que  la otra persona  se acerque. Es común inicie con intercambios de miradas, sonreímos buscando la persona se entere de que nos gusta, y  hacemos algunos gestos involuntarios cuando estamos en  presencia de una persona que nos atrae. Las personas que nos atraen tienen aspectos que  nos enganchan: Identidades, energías, actividad, pasividad, apertura, receptividad, símbolos, peinados, maquillaje, tatuajes, ropa, lenguaje, habilidades sociales, actitudes frente a la vida, rebeldía y rituales. Es un proceso desde las primeras insinuaciones sutiles, el incremento de la tensión sexual y hasta la aceptación mutua del deseo.

Entre los rituales de seducción los hay  ambiguos, sutiles y comunicaciones no coherentes. Tal es el caso de uno que se conoce como "El Juego", en el cual existen una serie de recomendaciones como fingir desinterés, dar celos, en qué momento hacer un mensaje, una llamada, pedir una cita, una segunda cita, hacer contacto físico, dar un beso y tener relaciones sexuales para no parecer demasiado intenses, desesperades o "fáciles". Los mensajes a veces confusos y contradictorios pueden ser consecuencia de la doble moral, inseguridades, dudas y miedos. También pasa que buscamos atraer a alguna persona, pero no nos corresponde,  lo expresa verbal o corporalmente, nos hace saber no está disponible emocionalmente.

Algunos obstáculos para la seducción

Como mencioné al inicio para algunas personas la seducción es mal vista, por creerla una manipulación maquiavélica para obtener a cambio sexo, amor y/o dinero. Además hay personas que tienen el fantasma de que perderán el control y voluntad sobre sí mismas. A lo anterior podemos agregarle bloqueos internos como son la baja autoestima, temor al rechazo, inseguridades, negativa autoimagen corporal y obstáculos externos como la disponibilidad de la otra persona a una relación en la misma sintonía con lo que buscamos.

Transforma tu seducción

Reitero no existen recetas universales y absolutas. Algo que funcionó con una persona en un momento no funcionará con todas las personas y siempre.

Hay que conocernos, nuestras fortalezas, debilidades y la forma en que nos  vinculamos. Tengamos claro el tipo de persona con quien nos gustaría vincularnos y el tipo de relación que buscamos, ya sea casual, breve o de larga duración. Verifiquemos la otra persona se encuentra disponible para nuestra propuesta. Nuestro autoconocimiento facilita nos expresemos de forma coherente y clara con la persona que nos interesa. En la medida que me conozco y conozco a la otra persona, puedo invitar a algo que nos guste a las dos.

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda