Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.
Lo íntimo de hoy

El incidente de los premios Oscar: Dos reflexiones sobre Género y Salud

KARLA ROCKAbr 03, 2022 
Tiempo de lectura: 4 mins.

Todos opinan sobre el cuerpo de las mujeres. Es una práctica nociva altamente normalizada. Es como si fuera propiedad de los demás y tuviera que ser a su gusto

Todos opinan sobre el cuerpo de las mujeres (Foto: Unsplash)

Lo + leído

El presentador en una ceremonia de premiación de altísima audiencia hace una “broma” aludiendo a la imagen, en particular, a la calvicie de la esposa de un famoso y adinerado actor. El “ofendido” actor, “por amor“, “en defensa de su compañera” se levanta de su asiento y golpea en la cara al presentador gritándole con palabras altisonantes que no hable de su esposa.

Una escena posible: Ante la misma situación el actor se levanta de su asiento (también lo hubiera podido hacer la propia mujer), pide el micrófono y comenta al presentador que es importante que se dé cuenta que es inapropiado e irrespetuoso  que se hagan alusiones al aspecto físico de una mujer y aún menos en tono de burla,  por lo cual le solicita que se abstenga de hacerlo y que “eso es algo que debemos comprender todos los hombres”. 

Una escena así hubiera generado mas reafirmación y reconocimiento sobre el actor además de visibilidad sobre el respeto a la mujer.

(Foto: Pexels)

Primera reflexión: El cuerpo femenino bajo la lupa

Todos opinan sobre el cuerpo de las mujeres. Es una práctica nociva altamente normalizada. Se vive con una enorme naturalidad describirlo, criticarlo, invadirlo,  expresar agrado o desagrado y decir cómo debe funcionar. Es como si fuera propiedad de los demás y tuviera que ser a su gusto y servicio.

Sobre el cuerpo de las mujeres se tiene una actitud prescriptiva, es decir, se establece de manera reiterada cómo debe comportarse, afirmando o invalidando a una mujer según se atenga a dichos lineamientos. Se marca cómo debe lucir, vestirse, ejercitarse, alimentarse y los lugares y horas donde debe circular. Se busca incidir incluso en aspectos tan íntimos y privados como son el modo de ejercer la sexualidad o la decisión de ejercer o no la maternidad. 

Por ello es conveniente  reafirmar que cada mujer es la única que puede decidir sobre su cuerpo, su apariencia, su sexualidad, su maternidad , aunque no todas lo saben o tienen la posibilidad de hacerlo. Es importante que las expresiones, críticas, lineamientos o burlas sean visibilizados, desestimados y reprobados. 

 

(Foto: Pexels)

Segunda reflexión: El papel de la agresión en el hombre

Otra de las prácticas nocivas vinculadas al género es la promoción de la agresión física y emocional como modo privilegiado de cómo el hombre expresa sentimientos de enojo, ofensa, humillación o devaluación y cómo busca recuperar autoridad, autoestima, dignidad y reconocimiento de su masculinidad

Estos rasgos nocivos denotan un fracaso en el uso del lenguaje como herramienta más evolutiva y civilizada para transmitir los afectos y la necesidad de mostrar una identidad valorada ante los demás. Por el contrario, muestran una identidad masculina que se vive a sí misma precaria o insuficiente sin el uso de desplantes agresivos y exhibicionistas que atraigan el reconocimiento, valoración y respeto, incluso miedo.

En ambos casos hay una suerte de sobreexigencia.  Para la mujer, de estarse adaptando a una demanda de belleza, delgadez, agrado a los demás y cumplimiento de expectativas que muchas veces son ajenas a su deseo y convicción. 

En el caso de los hombres existen altas cantidades de estrés, dificultad para mostrar sus ansiedades y fragilidad  para el manejo más adecuado y compartido de sus emociones. Invertir mucho en el sostén de una posición fuerte, jerárquica y superior que debe mostrar a otros constantemente para ganarse el respeto y la creencia de autoridad.  

Afortunadamente cada vez se está logrando visibilizar más y desmontar este tipo de prácticas que en muchos casos son responsables de problemáticas de salud física, emocional y social.

karlarocklechon@hotmail.com

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

Más de Opinión