Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2021 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

El impacto de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) en los niños

MARÍA JOSÉ MENDOZANov 14, 2021 
Tiempo de lectura: 2 mins.

A nivel mundial, se estima que 6.8 millones de personas viven con EII, de las cuales una tercera parte son pacientes en edad pediátrica


Lo + leído

Diversos estudios epidemiológicos realizados a nivel mundial han demostrado que la incidencia y la prevalencia de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) van en aumento.

En los últimos años, se ha visto un incremento importante de esta patología en jóvenes menores de 18 años, cuando la edad de inicio solía ser entre los 20 y los 40. A nivel mundial, se estima que 6.8 millones de personas viven con Enfermedad Inflamatoria Intestinal, de las cuales una tercera parte son pacientes en edad pediátrica.

El impacto de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal en los jóvenes va más allá de los síntomas físicos, pues al ser una patología debilitante, afecta la esfera psicosocial del paciente debido a que provoca ausentismo laboral, pérdida de escolaridad y altos costos de la atención médica.

Otro dato relevante es que a diferencia de los adultos, en los casos pediátricos, existe un mayor predominio de manifestaciones extraintestinales y síntomas generales como: pérdida de peso y retraso en el crecimiento, que cobran especial importancia tanto en el diagnóstico como en el control de la enfermedad y en la evaluación de la eficacia de los tratamientos.

Bajo este contexto, y debido a la complejidad de esta enfermedad, resulta apremiante que la población general reconozca los signos y los síntomas de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal. Algunos de los más comunes son: dolor o cólicos abdominales, diarrea, fatiga, fiebre, presencia de sangre en las heces, baja estatura y pérdida de peso involuntaria.

A pesar de ser un padecimiento que no tiene cura, un tratamiento oportuno y adecuado, que podría incluir el uso de terapias biológicas, tiene el potencial de desacelerar la progresión de la enfermedad, controlar los síntomas y reducir la inflamación, lo cual permite que los jóvenes realicen sus actividades cotidianas sin mayor problema.

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Placeholder here!!!

Últimas noticias

Thank you for trying AMP!

You got lucky! We have no ad to show to you!

Más de Opinión