Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

El abuso de los dispositivos electrónicos y los problemas oculares

JOSÉ LUIS RODRÍGUEZDic 12, 2021 
Tiempo de lectura: 4 mins.

La pandemia desdibujó la línea entre tiempo destinado a aprendizaje, trabajo y ocio, lo que llevó a la población a incrementar el uso de pantallas en un 67%

Foto: Pexels La nueva normalidad ha provocado un abuso en el uso de dispositivos electrónicos

Lo + leído

Una de las grandes preocupaciones de la comunidad en general sobre los cambios derivados de la pandemia es el aumento en el uso de dispositivos electrónicos, esto debido a que la actual situación desdibujó la línea entre tiempo destinado a aprendizaje, trabajo y ocio, lo que ha llevado a la población a incrementar el uso de pantallas hasta en un 76%, según un estudio reciente.

En el Instituto de Oftalmología Conde de Valenciana hemos identificado que el abuso en el uso de dispositivos electrónicos y la poca exposición a la luz solar desencadenó un incremento en los problemas oculares en población infantil. Principalmente, los padecimientos que empeoraron fueron los casos de miopía y estrabismo debido a que el ojo enfoca más para ver de cerca.

No obstante, es importante resaltar que la luz proveniente de las pantallas no provoca daño celular en la retina ni está vinculado a la degeneración macular relacionada con la edad. Algunos estudios difundidos hace unos años difundieron este mito; sin embargo, no estaban tomando en cuenta factores como las condiciones naturales de exposición del ojo a la luz azul ni la cantidad de dicha iluminación emitida por una computadora.

(Foto:Pexels)

Dicho lo anterior, hoy podemos asegurar que la luz azul de la computadora o celular no provoca enfermedades oculares, aunque es cierto que la exposición excesiva a ésta y a los rayos ultra violeta  aumentan el riesgo de padecimientos oftalmológicos, en realidad, la luz azul proveniente de los dispositivos electrónicos es tan escasa que no provoca daños a la visión.

En ese sentido, los síntomas visuales que provocan los dispositivos digitales no son consecuencia de la luz que emiten sino de la forma en la que usamos dichos dispositivos, por lo cual es crucial compartir en nuestro entorno recomendaciones para mejorar nuestros hábitos derivados de la “nueva normalidad”. En el caso de los pequeños es esencial que se mantenga atención a cualquier anomalía en su vista, que en ocasiones se refleja en el comportamiento, ya sea a través de la falta de atención, el bajo rendimiento escolar e incluso los gestos al enfocar o tratar de ver.

Dentro de las recomendaciones también se encuentra mantener una distancia de 25 pulgadas con respecto a las pantallas y ligeramente hacia abajo, además de disminuir el resplandor y brillo, a fin de aliviar el cansancio visual. Lo ideal siempre será impulsar la consulta oftalmológica con el objetivo de descartar posibles enfermedades adicionales, así como impactos negativos de las nuevas dinámicas.

 

Sobre Instituto de Oftalmología FAP Conde de Valenciana

Es una Institución de Asistencia Privada que no persigue fines de lucro, su misión es brindar servicios médico – oftalmológicos de manera personalizada, procurando que la población reciba los beneficios de la tecnología y el conocimiento médico moderno sin importar su condición socioeconómica o su grado de marginación social; y de esta manera, contribuir a su bienestar, al desarrollo de México y una cultura de la salud visual.

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

Más de Opinión