Dentro de los tumores malignos, el cáncer de mama es el más frecuente, no tan solo en México, sino en todo el mundo. 

En México se diagnostica cada año un promedio de 30 mil casos nuevos.  Desafortunadamente la mayoría se diagnostican en etapas localmente avanzadas, es decir, cuando se ha extendido el tumor fuera de la glándula mamaria.

¿Cuáles son los factores que influyen en el riesgo de padecer cáncer de mama ?:

Ser mujer y hacerse de mayor edad.  Si bien, hay casos de cáncer de mama en el hombre, esta frecuencia es muy baja.  Igualmente, a mayor edad, mayor probabilidad de desarrollar cáncer de mama; sin embargo, en México, diferentes estudios han demostrado que de cada 100 casos de cáncer de mama, en 15 de ellas, se presenta antes de los 40 años de edad, por lo que la educación en la auto-exploración mamaria y la revisión por parte de personal de salud son indispensables.

(Foto: Pexels) 

Hay factores de riesgo que pueden modificarse y otros no.  ¿Cuáles son aquellos factores que no es posible modificar?

  • edad,
  • sexo,
  • alteraciones genéticas,
  • antecedente familiar de cáncer de mama o de ovario. 

Por otro lado, tenemos algunos factores que pueden ayudar para disminuir los riesgos de padecer cáncer de mama, como son:

  • mantenerse físicamente activa,
  • mantener peso saludable al llegar a la menopausia,
  • control médico estricto para ingerir tratamiento hormonal (anticonceptivos orales),
  • considerar el historial reproductivo (quedar embarazada por primera vez antes de los 30 años de edad, amamantar). 
  • evitar o disminuir la ingesta de alcohol.

¿Qué medidas y pruebas son las recomendables para detectarse un tumor mamario?

Auto-exploración a partir de los 20 años de edad, cada mes y de preferencia siete días después de su menstruación. 

(Foto: Pexels) 

Exploración por personal médico, a partir de los 25 años de edad, cada año y de preferencia por su médico o enfermera de confianza.

Mujeres entre los 40 a 69 años de edad, realizarse un estudio de mastografía anualmente, de preferencia en centros de imagenología certificados.

Se ha demostrado que dos causas son las razones por las que las pacientes llegan en etapas avanzadas.  El primero de ellos, el retraso para ser vista por un médico para establecer el diagnóstico adecuado y segundo, el retraso en iniciar el tratamiento

Es de vital importancia que una vez que la paciente o personal médico haya detectado alguna anormalidad, como:

  1. Presencia de nódulo, abultamiento o tumor en la mama o en la axila
  2. Aumento de grosor o hinchazón en alguna parte de la glándula mamaria
  3. Hundimiento o cicatrización en la piel de la mama
  4. Enrojecimiento o descamación en la zona del pezón
  5. Hundimiento del pezón
  6. Secreción por el pezón, principalmente de sangre
  7. Cualquier cambio en el tamaño o forma de la mama

Referir a la paciente a un especialista en cáncer para establecer un plan de diagnóstico, biopsiar la lesión en caso necesario (retirar parte del tejido afectado) e iniciar antes de un mes el tratamiento indicado por el especialista en cáncer. 

  

Estas últimas condiciones son determinantes para lograr buscar el control del cáncer mamario y buscar el éxito en su tratamiento.

Es responsabilidad de cada persona el cuidar su salud y decidir acudir oportunamente con su personal de salud para establecer un diagnóstico oportuno y de esa manera buscar salvar su vida y lograr disfrutar a su familia por muchos años más.