Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Cáncer de piel

MARILUZ GARCÍAEne 16, 2022 
Tiempo de lectura: 5 mins.

Ante una sospecha de cáncer de piel, es necesaria la evaluación por parte del personal médico que hará el diagnóstico y propondrá el plan de tratamiento

Conoce aquí lo esencial sobre el cáncer de piel (Foto: http://www.scientificanimations.com/, 3D Medical Animation Still of Skin Tanning, CC BY-SA 4.0)

Lo + leído

Se considera al cáncer de piel como el tumor maligno más común a nivel mundial y su incidencia ha ido hacia el alza en las últimas décadas. 

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) trabaja para la difusión de un estilo de vida saludable con el enfoque preventivo. Además, cuenta con los especialistas en la atención de este tipo de cáncer para ofrecer el tratamiento a la medida de cada paciente.

El cáncer de piel se divide en dos grandes grupos: melanoma y no melanoma. En este último grupo tenemos al carcinoma basocelular, al carcinoma de células escamosas y otros tumores poco comunes, como los linfomas cutáneos, tumores malignos y anexos, y células de Merkel.

El daño crónico que sufren las células de la piel puede dar origen a alteraciones del ADN que llevan al desarrollo de cáncer.

(Foto: Dermanonymous, Malignant Melanoma Left Forearm post excision, CC BY-SA 4.0)

El melanoma, debido su capacidad de invadir tejidos y diseminarse a otras partes del cuerpo, es la causa de la mayoría de las muertes por cáncer de piel. El caricinoma basocelular es el más común, pero con mejor pronóstico, ya que se asocia a un lento crecimiento y su invasión es local. El carcinoma de células escamosas es el segundo más común, aconteciendo en  20 a 30 por ciento de los casos.

Los factores de riesgo para el cáncer de piel de cualquier tipo son muy semejantes y se consideran los más importantes los siguientes: la exposición crónica a la luz ultravioleta, siendo la exposición a la luz solar la principal fuente de este tipo de luz, además de otras fuentes como las camas de bronceado y las lámparas solares.

Otros factores de riesgo son para las personas que tienen tipo de piel blanca o clara, efélides o pecas, ojos de color azul, verde o claro y  pelo rojo o rubio, también las queratosis actínica –manchas escamosas en la piel-, tratamiento previo con radiación, sistema inmunológico deprimido, exposición al arsénico, antecedentes de exposición solar en la infancia o adolescencia, tener varios lunares en el cuerpo, antecedentes familiares como el síndrome de nuevo atípico, antecedentes personales o familiares de melanoma, xeroderma pigmentoso.

(Foto: Pexels)

Signos y síntomas del cáncer de piel

El autoexamen constante de la piel nos ayudará a conocer y detectar cualquier anormalidad o cambio que se presente. Dentro de los principales síntomas que pueden presentarse en una  persona con sospecha de melanoma están:

  • Lunares de reciente aparición en la piel o uno existente que haya cambiado de tamaño, forma o color.
  • Ulceraciones en la piel.
  • Enrojecimiento o hinchazón sobre un lunar.
  • Lunar con sensación de comezón o dolor a la palpación o dolor.
  • Cambio en la superficie del lunar: descamación, exudación,  sangrado, protuberancia o nódulo.

Ante una sospecha de cáncer de piel, es necesaria la evaluación por parte del personal médico que hará el diagnóstico y propondrá el plan de tratamiento.

Tratamiento

Existen diversos procedimientos para la erradicación del cáncer de piel, dentro de los cuales se encuentran: cirugía, quimioterapia, radioterapia, tratamientos tópicos y algunos medicamentos novedosos como la inmunoterapia. La secuencia de estos tratamientos dependerá del tipo de cáncer y la extensión del mismo,  por lo cual es importante que el especialista tome la decisión de acuerdo a cada paciente.

(Foto: Pexels)

Prevención

Aunque no hay una evidencia concluyente al respecto, se ha sugerido que usar protector solar puede tener efectos benéficos sobre la prevención del cáncer de piel. Utilizar ropa especial y lentes de sol también tiene un efecto benéfico, así como evitar las camas de bronceado. 

Conocer la piel es indispensable para detectar de manera oportuna cualquier anormalidad que pueda estar asociada a este tipo de cáncer. Como en otros tipos de cáncer,  una detección y tratamiento oportuno conllevan a un mejor pronóstico con altas tasas de curación.

El IMSS promueve permanentemente entre sus derechohabientes la prevención de la salud y la detección oportuna de padecimientos como en este caso, el cáncer de piel; una vez que se detecta una enfermedad es importante acudir al médico e iniciar un tratamiento a cargo del personal especializado.

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Placeholder here!!!

Últimas noticias

Thank you for trying AMP!

You got lucky! We have no ad to show to you!

Más de Opinión