Uno de los ingredientes más utilizados en la cocina, principalmente cuando se trata de preparar alimentos o postres horneados, es el huevo; sin embargo, es posible que por diferentes razones se quiera evitar. Si quieres sustituir el huevo en tus recetas, esta semilla será tu aliada.

Existen personas que, por motivos de salud como alergias o altos niveles de colesterol, o quizás por el tipo de dieta y estilo de vida que siguen, no pueden consumir el huevo, un ingrediente que se encuentra en infinidad de alimentos, debido a sus propiedades aglutinantes.

(foto: freepik)

A diferencia de otros alimentos, el huevo resulta ser uno de los más difíciles de sustituir a la hora de cocinar, más aún cuando se realiza en recetas que requieren de la capacidad aglutinante y gelatinizante del huevo, pero parece que unas semillas podrían ser la mejor opción.

Las semillas de linaza o de lino, son un tipo de semilla muy sano, que además resultan ser una excelente opción para sustituir el huevo, ya que pueden sustituir a la perfección al huevo, ofreciendo los mismos resultados que este producto nos brindaría.

La linaza podría serte útil en dos versiones

Los especialistas en dietas y en repostería, aseguran que las semillas de linaza son un excelente aliado a la hora de sustituir en huevo, principalmente a la hora de hacer postres, porque ofrece consistencia, pero también ausencia de sabor, lo que es útil para no alterar las recetas.

Para que las semillas de linaza te sean útiles, existen dos versiones que te ayudarán a para prepararlas y que sean utilizables en tus recetas:

  • Cocidas: por cada media taza de semillas de linaza, deberás usar cuatro tazas de agua. Debes cocerlas hasta que entren en un punto de ebullición, y después cocinar a fuego bajo por 20 minutos. El líquido debes colarlo y dejarlo reposar.
  • Licuadas: Es la forma más fácil de usar la linaza. Usa una cucharada de linaza y tres de agua, procésalas juntas y, posteriormente, deja reposar por 20 minutos o hasta que se forme una consistencia de tipo gel.

Debes saber que, bajo ningún motivo, debes consumir las semillas enteras o en seco, ya que se ha observado que hacerlo podría provocar problemas intestinales, por lo que antes de usarlas sí o sí es necesario que las prepares.

(foto: freepik)

Las semillas de linaza: un aliado muy nutritivo

Además de que las semillas de linaza pueden ser muy útiles para imitar la consistencia del huevo, la realidad es que también resultan ser un alimento muy bueno, pues están cargadas de nutrientes que benefician a nuestra salud.

Según los expertos, las semillas de linaza son buenas para nuestro organismo, ya que pueden aportarnos elementos como:

  • Fibra.
  • Vitaminas (como la A, B1, B3, B6 y E).
  • Minerales (Cobre, fósforo, magnesio, manganeso).
  • Proteínas.
  • Grasas vegetales saludables.
  • Antioxidantes.

(foto: freepik)

Otros sustitutos de huevo que podrían ser útiles

Debes saber que además de las semillas de linaza (a las que quizás, por mala suerte podrías ser alérgico), existen otros alimentos que son igualmente útiles para sustituir el huevo y obtener una consistencia similar a la que este nos brinda.

Los especialistas en el área, aseguran que otros sustitutos para el huevo y que son veganos pueden ser: 

  • Semillas de chía
  • Puré de plátano
  • Puré de manzana
  • Sustitutos comerciales
  • Tofu
  • Harina de garbanzo
  • Aquafaba (el líquido que queda luego de colar garbanzos, frijoles u otras legumbres)
  • Agua con gas
  • Agar-agar
  • Yogurt sin lácteos

Eso sí, ten en cuenta que algunos de estos productos, incluso si pueden ayudar perfectamente a tener la consistencia del huevo, son capaces de cambiar o agregar sabores a los alimentos preparados.

(Con información de: Gastrolab, iHerb, El Español, Medline Plus, Veganas Abroad.)