Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Supera el terror de hablar en público

El pánico de hablar ante la gente se conoce como glosofobia

RedacciónNov 04, 2016 
Tiempo de lectura: 2 mins.

Lo + leído

Hablar en público es algo muy sencillo para algunas personas, pero para otras puede convertirse en una pesadilla porque el pánico se apodera de ellos.

Este miedo es algo muy común en todas las edades, y aunque es más frecuente en la niñez, muchos adultos también lo padecen, lo que puede afectar su vida laboral.

Algunas causas por las que no se atreven a hablar es por desconocimiento del tema, miedo a las burlas, temor a equivocarse, a ser el centro de las miradas o a no estar correctamente vestidos.

El terror a hablar en público se conoce como glosofobia y aunque algunos consideran que no tiene cura, la realidad es que existen algunos métodos que ayudan a revertirla, ¿cómo cuáles? ¡Te los decimos!
Practica yoga
Es una buena opción para relajar tu cuerpo y mente, pero para ello, debes ser muy perseverante.

Para que el yoga sea más efectivo, acude a un lugar que te de confianza y bienestar. Si es necesario, experimenta en varios antes de elegir el correcto.
Habla frente al espejo
Frente al espejo, preséntate y da un discurso cómo si lo hicieras con otras personas.

Observa cómo son tus movimientos, gestos, la forma de hablar, tu postura, etc, y hazlo por lo menos una vez al día.

Cada vez procura hablar por más tiempo y siempre mirándote a los ojos.
Habla con la gente
Socializa con las personas a tu alrededor a quienes usualmente no les hablas.

No requieres de temas específicos o muy estudiados. Puedes comenzar con un comentario del clima, el atuendo que traen o sobre algo que te llame la atención de esa persona. Después procura hacer lo mismo en la calle.

Seguir estos consejos, hará que tu pánico se vaya en poco tiempo, aunque en algunos nunca lo hace.

Recuerda que este problema lo adoptamos, no nacemos con él, así que en tus manos está eliminarlo.

(Con información de familias.com)

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda