Uno de los elementos que no pueden faltar en Año Nuevo son las 12 uvas, que se comen al compás de las 12 campanadas mientras se piden deseos o los objetivos que se buscan cumplir. Pero ¿sabes por qué comemos uvas en esta época y qué beneficios hay?

Comer 12 uvas justo a la media noche es uno de los rituales más importantes para cerrar un año y empezar el siguiente de la mejor forma. 

Según la tradición, cada uva representa un deseo para cada uno de los meses próximos y existen diferentes explicaciones para esta costumbre.

¿Por qué comemos uvas en año nuevo

De acuerdo con National Geographic, en 1909 se tuvo una buena cosecha de uva en España y los productores decidieron dar más salida al producto vendiéndolas como “uvas de la suerte”, en paquetes de 12 uvas, que representan los meses del año. 

(Foto: pexels) 

A lo largo del tiempo, esta tradición se ha extendido y hoy en día, muchas personas simbolizan esta fruta con la abundancia, por lo que se come una por cada deseo que se busca en un año. 

La uva se considera un fruto asociado a la buena suerte, a la positividad y la espiritualidad, por lo que comer 12 uvas con cada campanada en la entrada del Año Nuevo, es un símbolo de buena suerte.

¿Hay beneficios de comer uvas en Año Nuevo

Además de empezar el año con más ganas de cumplir tus objetivos, hacer el ritual de las 12 uvas con cada campanada puede ser bueno para tu salud, como:

  • Aportan vitaminas y minerales

De acuerdo con el portal WebConsultas, las uvas tienen muchas vitaminas y minerales, tan solo 100 gramos aportan 23 gramos de vitamina K, 4 mg de vitamina C, 250 mg de potasio, 0,1 mg de vitamina B6 y 0,4 mg de hierro.

Todos estos nutrientes te dan energía y te ayudan a prevenir enfermedades, así que es ideal consumirlas con frecuencia.

  • Son ricas en antioxidantes, especialmente si se comen con piel 

Las uvas con piel contienen muchos antioxidantes, que de acuerdo con un estudio publicado en el European Journal of Medicinal Chemistry, son benéficas para prevenir enfermedades como el cáncer, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

Esto se debe a que los antioxidantes reducen el estrés oxidativo producido por los radicales libres. 

(Foto: pexels) 

  • Protegen contra el cáncer de piel 

Un estudio en The Journal of Nutrition Jorunal destaca que comer uvas con semillas pueden tener una eficacia buena para prevenir algunos tipos de cáncer, como el de piel, de próstata, de mama y el colorrectal. Según esta misma investigación, este beneficio es mayor con la uva negra.

  • Ayuda a la salud cardiaca

Las uvas son un aliado para la salud del corazón, ya que tienen un alto contenido de potasio, lo que ayuda a mantener los niveles estables de los niveles de presión arterial.

Asimismo, las uvas contienen resveratrol, un antioxidante beneficioso para reducir el colesterol malo o LDL. Las uvas rojas son las que dan este beneficio, según explica un estudio del Current Pharmaceutical Design.

Un estudio en Nutrients también asegura que las uvas mejoraban la microbiota intestinal, aumentando las bacterias buenas.

  • Menos riesgo de diabetes 

Comer uvas en Año Nuevo también ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre, pues un estudio de la revista Biological Research señala que son frutas con un índice glucémico bajo. 

(Foto: pexels) 

El resveratrol de las uvas aumenta la sensibilidad a la insulina y esto se traduce en niveles más bajos de glucosa en sangre. 

Como ves, comer uvas en fin de año no solo es un ritual para comenzar con todo una nueva etapa, también es una forma de estar saludable y cuidarte. 

(Con información de WebConsultas y National Geographic)

Para aprender más de...¿Conoces los beneficios de poner decoraciones navideñas?

Las decoraciones navideñas sí tienen beneficios.
Por increíble que pueda parecer, decorar tu hogar por la Navidad puede tener beneficios para ti y para los que te rodean, pues estudios y expertos han encontrado que las decoraciones y el espíritu navideño pueden influir en nuestras emociones y en la forma en que nos relacionamos.
(Información de: Muebles Intermobil, Como organizar la casa, El mueble.)
Creas recuerdos familiares.
Principalmente porque impulsas las tradiciones familiares, y de esta manera los involucrados podrán tener buenos recuerdos de estas épocas y festividades, ya que además las decoraciones navideñas pueden hacerte sentir con más ganas de unirte a tu familia.
Puedes aumentar tu autoestima.
Esto aplica principalmente si te gusta hacer decoraciones por tu propia mano, ya que al hacerlo ganas satisfacción por un proceso de superación personal, que alimentará y aportará autoestima a tu persona.
Se reducen los sentimientos negativos.
Según estudios, las personas que se dejan llevar por el espíritu navideño y decoran sus hogares tienen una disminución en el estrés, la ansiedad y la negatividad, principalmente porque las luces y demás decoraciones le traen recuerdos positivos de la infancia.
Fomenta la solidaridad.
Aunque no lo creas, también se ha comprobado que una persona que se envuelve en el espíritu de la Navidad puede ser percibido como más solidario y amable, pues se considera que se activan reflexiones y se motivan los valores que mejoran nuestra relación con otros
Se rompe con la rutina.
Eliminar la rutina en el hogar, incluso cambiando la decoración e innovando con el espacio, puede ser muy positivo, ya que ayudará a que esta sensación de falta de novedad se contagie a otras áreas de tu vida.