La leche de vaca es considerada por los expertos como uno de los productos que, con su consumo, pueden beneficiarnos más. Existen muchas variedades en el mercado, por lo que seguro más de alguna vez te has cuestionado qué es mejor: ¿entera o descremada?

(foto: freepik)

Los aportes que brinda la leche

Los expertos explican que la leche de vaca, prácticamente en cualquiera de sus versiones, puede aportar los nutrientes necesarios para tener una dieta balanceada y apoyar así a la salud, ya que contiene desde vitaminas, hasta minerales.

Hasta ahora, se sabe que la leche puede aportar nutrientes y elementos necesarios para nuestro organismo, entre los que encontramos:

  • Omega 3.
  • Vitaminas A, B12 y Riboflavina.
  • Calcio.
  • Proteínas.
  • Yodo y fósforo. 
  • Calorías.

Este aporte de nutrientes, eso sí, puede cambiar muy ligeramente dependiendo del tipo de leche que estemos consumiendo, pues aunque no se pierden vitaminas o minerales, que incluso llegan a adicionarse, en realidad algunos podrían encontrarse en menores cantidades.

(foto: freepik)

La leche descremada quizás sea mejor opción

Según la dietista Isabel Jacobs, del Banner University Medical Center Phoenix, quizás la mejor opción de leche puede ser la descremada, e incluso la baja en grasa, ya que contiene menos calorías y grasas, pero sí mantiene un buen aporte de proteínas, calcio y otros nutrientes.

De hecho, la leche descremada y la baja en grasa se considera que ofrecen mayor “densidad nutricional”, pues si bien son bajas en grasas y, por lo tanto, en calorías, mantienen un buen aporte del resto de nutrientes.

Así, los expertos indican que existen diferentes razones por las cuales la leche descremada y la leche baja en grasa podrían ser una mejor opción a la hora de consumir este lácteo:

  • Baja en calorías (entre 120 y 100 calorías por taza).
  • Buena fuente de proteínas.
  • Baja en grasas saturadas.
  • Una gran fuente de calcio (aporta 325 mg por taza).
  • Aporte de vitaminas completo.

(foto: freepik)

La leche entera también puede ser recomendable

Aunque se trata de una opción de leche con más calorías y grasas, la dietista Isabel Jacobs agrega que no debe ser etiquetada como mala o evitable, ya que en algunos casos podría ser muy beneficiosa.

De hecho, según la experta, este tipo de leche podría estar mucho más recomendado durante la etapa del desarrollo de los niños, ya que además de vitaminas y minerales, necesitan de grasas para que su cuerpo pueda crecer adecuadamente.

Agrega que, además, si bien la leche entera no hace que las personas suban de peso, debido a su alto contenido de grasas, podría tener impactos no muy deseables en los niveles de colesterol.

(Con información de: Infobae, Banner Health, Kids Health, El Diario.)