Los requerimientos nutricionales de una persona con cáncer son diferentes a los de una persona sana. Esto es porque, durante la enfermedad, se necesita comer para mantener la energía con el fin de superar los efectos secundarios del tratamiento. 

De acuerdo con el manual de apoyo para personas con cáncer Consejos  de alimentación: antes, durante y después del tratamiento con cáncer del Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos,  un paciente oncológico necesita más proteínas y calorías, pero también si tiene problemas para masticar y pasar los alimentos, puede necesitar más sopas y caldos. Además la dieta debe ser baja en fibra en vez de alta en fibra. 

¿Cómo debe ser la dieta de una persona con cáncer?

Los efectos secundarios de los tratamientos de cáncer son duros porque están hechos para destruir las células cancerosas pero en el proceso, también destruyen las células sanas. Esto puede causar problemas en la alimentación como:

(Foto: Especial)

  • Falta de apetito
  • Cambios en el gusto y el olfato
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Resequedad de la boca
  • Intolerancia a la lactosa
  • Náuseas 
  • Irritación de la garganta y dificultad para pasar alimentos
  • Aumento de peso
  • Adelgazamiento

¿Cómo debe ser la alimentación durante el tratamiento contra el cáncer?

Debido a lo pesado del tratamiento, es posible que haya días buenos y malos en cuanto a la comida. El Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos recomienda lo siguiente:

  • Come muchas proteínas y calorías porque así tendrás fuerza y energía para reparar los tejidos dañados
  • Come cuando tengas mucho apetito, es mejor comer más en la mañana y beber suplementos alimenticios en la tarde
  • Si hay algunos días en los que no puedes comer nada, no te preocupes, come solo cuando puedas. Pero si no has podido comer en dos días, habla con tu doctor
  • Bebe mucho líquido, sobre todo en los días en los que no has podido comer. Se recomienda tomar de 8 a 12 vasos de agua al día. 
  • Haz un correcto almacenamiento de los alimentos para evitar infecciones

(Foto: Especial)

Lo que no puedes comer: 

  • Pescado o mariscos crudos como sushi u ostras
  • Nueces crudas
  • No consumir productos caducados
  • No comprar alimentos a granel 
  • No comer en buffets 
  • No comer alimentos perecederos que hayan estado más de 2 horas sin refrigerar

Estos son los alimentos que puedes consumir durante tu tratamiento y que te ayudarán reducir los efectos adversos: 

  • Sopas: consomé y caldo claro sin grasa
  • Bebidas: jugo de manzana, bebidas con sabor a frutas, ponche de frutas, bebidas deportivas, agua, té sin cafeína
  • Dulces: Helado de fruta 
  • Gelatina
  • Miel
  • Mermelada
  • Paletas de hielo
  • Aguacate
  • Carne de res, solo cortes blandos 
  • Queso ligero, suave y medio suave 
  • Pollo o pavo, asado o al horno sin pellejo
  • Huevos 
  • Pescado asado o en agua 
  • Fideos 
  • Pasta
  • Mantequilla de cacahuate y otras mantequillas de nueces 
  • Papas, sin cáscara, hervidas o al horno
  • Pretzels 
  • Galletas saladas
  • Tortillas, de harina blanca 
  • Verduras tiernas y bien cocidas 
  • Pan blanco 
  • Arroz blanco 
  • Pan blanco tostado 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Instituto Nacional de Cáncer)