Comer sal y limón es una práctica muy cotidiana, pero la gente está tan acostumbrada a hacerlo que muchas veces no se pone a pensar en los riesgos que su consumo puede tener para la salud.

Hacerlo una vez está bien, pero comer sal y limón cada 24 horas puede significar un riesgo para el bienestar de las personas. ¿Por qué? Aquí te lo contamos.

¿Cuáles son los riesgos de comer sal y limón?

De acuerdo con una investigación publicada en el journal Seminars Nephrology, comer sal y limón en exceso puede alterar la presión arterial de las personas, en especial a las que se encuentran predispuestas.

Consumir demasiada sal es malo para la salud, pero ingerir demasiados limones también, y se ha relacionado con problemas renales. Por ello, la recomendación es no superar 2 limones al día para evitar el incremento en el riesgo de cálculos.

¿Por qué es peligroso comer sal diario y/o hacerlo en exceso?

La Escuela de Salud Pública de Harvard detalla que nuestro cuerpo necesita una pequeña cantidad de sodio para conducir los impulsos nerviosos, contraer y relajar los músculos, además de mantener el equilibrio adecuado de agua y minerales.

Esta institución apunta que requerimos un estimado de 500 mg de sodio diarios para que se puedan realizar adecuadamente dichas funciones vitales. Pero demasiado sodio en la dieta puede ocasionar problemas como:

  • presión arterial alta
  • afecciones cardíacas
  • accidentes cerebrovasculares

Para aprender más de...5 factores que incrementan tu riesgo de padecer hipertensión

¿Qué es la hipertensión arterial?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que la tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de nuestras arterias. Se considera que tenemos hipertensión cuando la tensión arterial es demasiado alta.
Una condición peligrosa:

La OMS advierte que la hipertensión es una de las causas principales de muerte prematura en el planeta, pues incrementa el riesgo de cardiopatías, encefalopatías, nefropatías y otros padecimientos.
Enemigo invisible y difícil de erradicar:

De acuerdo con la OMS, el 46% de los adultos con hipertensión desconocen que la tienen, 1 de cada 5 adultos con la enfermedad la tiene controlada y solo se diagnostica y trata a menos de la mitad de los que la presenta.
El comportamiento de la gente no ayuda:

¿Cuántas personas salen a emborracharse cada fin de semana? ¿Cuántos se emborrachan en sus casas? El alcoholismo es uno de los factores de riesgo de la hipertensión.
Tabaquismo:

Llevarse un cigarro a la boca con regularidad también incrementa el riesgo de padecer hipertensión. Mayo Clinic advierte que dicha acción eleva de inmediato la presión arterial y los químicos del tabaco pueden hacer que las arterias se estrechen, aumentando nuestro riesgo de enfermedades cardíacas.
Obesidad y una mala dieta:

La OMS indica que factores como obesidad, sobrepeso, ingerir comidas con exceso de sal, un consumo insuficiente de frutas y verduras y tener dietas ricas en grasas trans y grasas saturadas también incrementa el riesgo de hipertensión.
¿Qué tanto se cuida tu familia?:

Mayo Clinic advierte que la presión arterial alta tiende a ser hereditaria.

¿Qué pasa si comes limón diario o lo haces en exceso?

Especialistas detallan que los limones contienen mucho ácido, por lo que su jugo puede causar molestias en gente con

  • Úlceras bucales
  • Reflujo: puede empeorar los síntomas como la regurgitación y la acidez estomacal

Todo en exceso es malo y ponerle mucha sal al limón puede ser contraproducente. Por ello, si se va a comer sal y limón, se recomienda equiparar ambos.

(Con información de Medical News Today)