A la hora de buscar que nuestros alimentos estén listos para su consumo de forma veloz, el microondas parece ser nuestro mejor aliado, pero ¿sabías que hay alimentos que no deberías meter al microondas? Los expertos explican las razones.

(foto: freepik)

El microondas es una gran herramienta, pero se deben tener precauciones

Uno de los electrodomésticos más comunes en las cocinas es sin duda alguna el microondas, un gran aliado a la hora de preparar o calentar alimentos, ya que ofrece una inigualable velocidad en el proceso.

Sin embargo, los expertos aseguran que el uso del microondas no es siempre recomendable, ya que estudios han comprobado que si se hace de forma incorrecta, puede tener efectos negativos en nuestra salud.

E incluso, al usar este electrodoméstico nuestros alimentos pueden sufrir alteraciones diversas, que pueden ir desde la pérdida de nutrientes (como las vitaminas), hasta la aparición de bacterias o sustancias tóxicas.

Los alimentos que no deben ir al microondas

Según indican especialistas y diferentes estudios, utilizar el microondas para cocinar o calentar ciertos alimentos o productos que vas a consumir podría no ser la mejor idea, ya que pueden ser un riesgo para la salud.

A continuación, te mostramos los 7 alimentos que nunca debes calentar en un microondas, pues podrían ser un factor de riesgo y afectarte:

(foto: freepik)

  • Arroz: Puede causar malestares como náuseas, vómitos y diarrea, como resultado de una intoxicación alimentaria debido a la presencia de una bacteria (Bacillus cereus), que es altamente resistente al calor. Lo ideal es hervirlo para poder matar esta bacteria. 
  • Verduras: Principalmente las de hojas verdes, ya que las sustancias contenidas y que naturalmente no son dañinas (nitratos), pueden sufrir una transformación (nitrosaminas), que podrían tener efectos cancerígenos.
  • Carnes procesadas: El calor del microondas crearía una alteración en las sustancias contenidas en la carne, principalmente en el colesterol, dando lugar a productos que se vinculan al desarrollo de enfermedades en las arterias del corazón.
  • Papas: Si las cocinas principalmente envueltas, estarías evitando que la bacteria responsable del botulismo (C. botulinum) pueda ser alterada por el calor.

(foto: freepik)

  • Agua: Cuando el agua se calienta en el microondas puede alcanzar altas temperaturas, pero no hervir; sin embargo, una vez que se agrega otro objeto al agua (como una bolsa de té), se puede generar una explosión que cause quemaduras.
  • Pollo: Cocinar esta carne en el microondas representa un riesgo para la salud, pues es probable que puedas enfermarte por algún tipo de bacteria, ya que las bacterias no logran ser destruidas por este método.
  • Frutas: Además de que acumulan demasiado vapor y pueden explotar, también pierden sus nutrientes y minerales, por lo que todo su factor sano se pierde.

(foto: freepik)

Pero también hay objetos que no debes introducir

También, aseguran expertos, se debe evitar introducir ciertos elementos u objetos en el microondas, pues además de que podrías descomponer el microondas, también podrían representar un riesgo de incendios o de liberación de sustancias nocivas si se mezclan con alimentos.

  • Plásticos, ya sean recipientes o bolsas, ya que suelen liberar sustancias químicas que son dañinas para la salud.
  • Bandejas o platos blancos (de poliestireno), pues no están diseñados para soportar altas temperaturas y podrían contaminar los alimentos con sustancias tóxicas.
  • El metal y el papel son particularmente riesgosos, ya que pueden incendiarse.

(Con información de: El Mundo, Business Insider, El Priodico, La Vanguardia.)