¿Compras productos “chupa panza” para bajar de peso rápido? Ten cuidado, pues recientemente la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) alertó sobre el consumo de estos productos por sus consecuencias en la salud

Específicamente, advirtió a la población que se debe evitar el consumo de productos denominados como “Chupa Panza”, “Shupanza” y “Chupapanza”, en presentaciones de gel, cápsulas, té, gotas y malteadas. 

“Estos productos se promocionan como suplementos alimenticios, incumpliendo con lo establecido en la Legislación Sanitaria Vigente” señalaron en un comunicado.

Efectos de los productos chupa panza en la salud 

De acuerdo con la entidad sanitaria, consumir Chupa Panza y otros productos milagro para bajar de peso en poco tiempo tiene repercusiones en la salud.

Esto se debe a que los mencionados productos se publicitan de manera errónea y exagerada atribuyéndoles propiedades tales como:

  • Auxiliares en la reducción de peso, tallas, colesterol y triglicéridos
  • Cualidades terapéuticas y rehabilitadoras

Al asegurar dichas propiedades, los productos están incumpliendo con ello lo establecido en el Reglamento de Control Sanitario de Productos y Servicios, en sus artículos 171 y 173.

Cofepris señala que los productos Chupa Panza no deben ser ofertados ni comercializados como un suplemento alimenticio ya que su intención de uso no es esa como tal.

Pueden tener ingredientes de uso veterinario 

La Farmacopea Herbolaria de los Estados Unidos Mexicanos declara que los ingredientes principales de estos productos milagro son:

  • Ginkgo biloba (ginkgo),
  • Eucalyptus globulus (eucalipto)
  • Curcuma longa (cúrcuma)

Sin embargo, las autoridades sanitarias alertan que estos ingredientes no deben emplearse para la formulación de suplementos alimenticios.

Lo más grave es que el producto denominado “Chupa Panza” tiene como uno de sus ingredientes al Bamitol, el cual asegura Cofepris es un medicamento de uso veterinario indicado en las afecciones inflamatorias en animales. 

Otros ingredientes comunes en estos productos y que se sabe tienen propiedades toxicológicas en algunos casos son:

  • Zingiber officinale (extracto fluido de raíz de jengibre)
  • Aloe vera (sábila)
  • Citrus aurantium (naranjo amargo)

“Adicionalmente, pueden contener ingredientes de origen natural y/o sintético en distintas proporciones que, en combinación, pueden tener efectos secundarios nocivos o interactuar con otros medicamentos”, destaca la entidad. 

Otro de los riesgos de los productos Chupa Panza es que, al desconocer las concentraciones, las condiciones sanitarias de las materias primas, el proceso de fabricación y almacenaje, su consumo puede causar alteraciones en la salud de quien los utiliza ya que no cuentan con estudios que garanticen su seguridad, eficacia y calidad.

Alertan de productos contra estrés y ansiedad 

Adicionalmente, la entidad sanitaria señala como peligrosos a estos productos “Me vale madre 60”, “Me vale madre con melatonina”, “Me vale madre el dolor”, “Me vale madre reforzado”, “Alexjenny me vale madre complejo B” y “Me vale madre reforzado con flor de magnolia”. 

"Son productos engaño que falsamente señalan combatir el estrés, reducir ansiedad y depresión, nerviosismo y trastornos de sueño, aliviar dolor de cabeza, migraña, además de combatir y prevenir reumatismo, artritis, mal de ciática y descalcificación", señala Cofepris

Esta línea de productos engaño ocupan ingredientes como valeriana, toronjil, pasiflora, espino blanco, gingko biloba, hierba de san juan y ginseng, mismos que no pueden emplearse en la formulación de suplementos alimenticios, de acuerdo con la Farmacopea Herbolaria de los Estados Unidos Mexicanos (FHEUM).

Se alertó que algunos productos que se comercializan como relajantes y para facilitar el descanso de forma “natural”, pueden tener sustancias antipsicóticas y antidepresivas; sin embargo, se desconoce con exactitud las dosis empleadas en estos, lo que podría generar efectos nocivos para la salud.

¿Qué daños causa un producto milagro para perder peso?

De acuerdo con una publicación de la revista ¿Cómo ves?, de la UNAM, en primer lugar se encuentra el daño económico de comprar un producto que no sirve para nada, pero lo más importante es el riesgo sanitario que conlleva.  

Sustituir una dieta saludable y la práctica de ejercicio por la toma de un producto milagro puede enmascarar los síntomas de trastornos graves ameritan un chequeo médico.

Los principales efectos ligados al uso de productos para adelgazar pueden ser leves, moderados o graves, según constata el Centro Nacional de Farmacovigilancia de la Secretaría de Salud. Incluyen, entre otros:

  • Insomnio y nerviosismo
  • Cólicos
  • Arritmias cardiacas 
  • Calambres
  • Ansiedad 
  • Diarrea, mareo y náuseas 
  • Temblores 
  • Incremento del apetito 
  • Alteraciones del hígado
  • Malestar general
  • Dolor abdominal, de espalda o de cabeza

Por lo anterior, Cofepris recomienda:

  1. No adquirir ni recomendar el uso o consumo de los productos publicitados como “Chupa Panza” “Shupanza” y “Chupapanza”, en sus diferentes presentaciones de gel, cápsulas, té, gotas y malteadas, así como cualquier otro que no se ajuste a la normatividad sanitaria vigente.
  2. No combinar el uso estos productos debido a que se desconoce la concentración exacta de sus ingredientes, lo cual puede ocasionar un daño a la salud.
  3. En caso de algún padecimiento relacionado con obesidad, se debe acudir con un profesional de la salud y no tomar productos milagro.

De encontrar a la venta los productos antes mencionados, se debe realizar la denuncia sanitaria a través de la página: https://www.gob.mx/cofepris/acciones-y-programas/denuncias-sanitarias

Para aprender más de...Hígado graso, lo que debes saber de una enfermedad silenciosa

Conferencia Día Mundial de la Esteatosis Hepática 2022
El día 8 de junio, la Fundación Sanfer realizó una conferencia de prensa para conmemorar el Día Mundial de la Esteatosis Hepática (hígado graso), con la presencia de los expertos: La Dra. Graciela Castro Navarro (vicepresidenta de ALEH), Dra. Fátima Higuera de la Tijera (gastroenteróloga), Dr. Juan Carlos López Alvarenga (endocrinológico), el Dr. Ricardo Macías Rodríguez (fundación FundHepa), y la Mtra Viviana Linares, directora de Fundación Sanfer.
Hígado graso en México y el mundo.
La Dra. Graciela Castro Narro comparte que en el mundo, una cuarta parte de la población mundial tiene hígado graso, mientras que en México, más o menos la mitad de las personas adultas (55%) podrían padecer la enfermedad y no saberlo.
El alcohol y el hígado graso.
Si una persona tiene ya un problema metabólico (como diabetes o hipertensión) y además de eso consume alcohol de forma recurrente, tiene de 5 a 19 veces más de probabilidad de tener daño hepático y cirrosis. A esto, comenta el Dr. José Antonio Velarde Ruiz Velasco, se le conoce como daño dual.
También en los niños y jóvenes.
Los expertos calculan que un 25% de jóvenes podrían sufrir de hígado graso, y el 10% de los niños en edad primaria podrían padecer esta problemática. Además, entre más kilos de sobrepeso, un historial familiar de desórdenes metabólicos (diabetes, hígado graso) y la presencia de acantosis nigricans, puede significar presencia o riesgo de daño al hígado.
Las enfermedades cardíacas son la mayor complicación.
La Dra. Fátima Higuera de la Tijera asegura que la principal complicación y causa de muerte por un hígado graso no controlado, son las enfermedades cardiovasculares, como infartos o eventos cerebrovasculares. Un hígado graso también puede evolucionar a una inflamación hepática, una cirrosis no alcohólica o un cáncer de hígado.
Una enfermedad compleja.
El Dr. Juan Carlos López indica que los genes tienen un 40% de responsabilidad para desarrollar la enfermedad, pero no es lo único, pues los factores en el ambiente (como la alimentación y el estilo de vida), también deben estar presentes para que se genere un hígado graso o sus futuras complicaciones.
Otras enfermedades que son riesgo.
Los expertos también aseguraron que además de las enfermedades metabólicas más conocidas (como diabetes mellitus 2, hipertensión, dislipidemia, obesidad), se ha encontrado que padecimientos como síndrome de ovario poliquístico (SOP) y artritis (reumatoide o psoriásica), también son enfermedades de riesgo para hígado graso.