Queda claro que la tortilla es el alimento clave por excelencia de los mexicanos. Se consume en el desayuno, comida y cena, incluso como tentempié cuando llegan calientitas del puesto más cercano. 

Lo que no queda claro es si la tortilla engorda, cuál es su valor nutrimental, cuál debería ser su consumo y si aporta beneficios a la salud. Por eso hoy te explicamos cuáles son los beneficios de las tortillas y cuántas se pueden comer al día para no abusar y mantener una alimentación balanceada. 

La tortilla es un producto hecho a base de maíz nixtamalizado que se utiliza como ingrediente principal de un platillo o como acompañamiento. Según el informe “Contribución de los Alimentos a la Ingesta Total de Energía en la Dieta de los Mexicanos Mayores de Cinco Años” del Instituto Nacional de Salud Pública, 20% de la ingesta energética nacional proviene de tortillas y productos de maíz.

(Foto: Pixabay)

¿Qué contiene la tortilla de maíz y cuáles son sus beneficios?

La tortilla, aunque es una fuente de carbohidratos, también es una fuente importante de calcio, fósforo, niacina, proteína y fibra. Asimismo, este alimento está hecho a base de granos enteros, como lo es el maíz, por lo que se recomienda su consumo en una dieta balanceada.

De acuerdo con información del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ), el maíz y su nixtamalización contienen los siguientes datos nutrimentales.

  • Una porción de 100 gramos de grano de maíz entero tiene 360 kilocalorías, 8.5 gramos de proteína y 8 miligramos de calcio. 
  • Una porción de 100 gramos de masa de maíz nixtamalizado tiene 154 kilocalorías, 3.5 gramos de proteína y 70 mg de calcio. 
  • Una porción de 100 gramos de tortilla de maíz blanco tiene 204 kilocalorías, 5.4 gramos de proteína y 124 mg de calcio.
  • Una tortilla aporta 60 calorías por pieza

LasGuías Alimentarias y de Actividad Física en Contexto de Sobrepeso y Obesidad en la Población Mexicana indican que adultos de 18 a 59 años de edad con actividad física o ligera pueden consumir siete porciones de cereales, es decir que se pueden consumir 7 tortillas al día

(Foto: Pixabay)

¿Qué contiene la tortilla de maíz?

En el proceso de nixtamalización del maíz se remoja en agua para añadirle nutrientes como niacina y calcio, además se suaviza el grano lo que provoca una mejor digestión del alimento y se matan hongos dañinos para la salud. Cabe destacar que la tortilla y la nixtamalización son inventos mexicanos de la época prehispánica en Mesoamérica. 

La cal que se utiliza en el proceso de la nixtamalización ayuda a que este alimento se enriquezca con calcio y otros micronutrientes, además de que este polvo permite romper las largas moléculas de proteína de la tortilla logrando que el ser humano las pueda aprovechar y digerir todos sus nutrientes.

Por su cantidad de calcio, expertos de la UNAM indican que el consumo cotidiano de tortilla ayuda a formar dientes sanos dado que su ingesta aporta hasta el 50% del requerimiento diario de dicho nutriente. La absorción de calcio también ayuda a prevenir las caries.

De igual forma se menciona que la tortilla contiene también magnesio, fósforo, potasio, niacina y las vitaminas A, C, D, E, B1 y B2. Señalaron que la combinación de las vitaminas C y D con el calcio ayuda a fijar el calcio en los huesos.

Por último, cabe recordar que es mejor consumir una tortilla que una rebanada de pan blanco, por lo que es recomendable ingerir al menos una tortilla al día junto con otros alimentos para obtener todos los beneficios que aporta a la salud

(Foto: Pixabay)

¿Qué tan saludables son las tortillas?

Según la Secretaría de Salud, los países que consumen maíz no nixtamalizado padecen epidemias de raquitismo y pelagra al consumir el maíz, sin otros complementos alimenticios añadidos en la nixtamalización.

Enfermedades causadas por no consumir maíz nixtamalizado:

  • Pelagra: producida por deficiencia en niacina. 
  • Raquitismo: producida por deficiencia en calcio. 
  • Cáncer de hígado: El maíz mexicano presenta 99 % menos del hongo aspergillus flavus, productor de aflatoxinas cancerígenas. La nixtamalización disminuye la presencia de este hongo.

Sigue leyendo: 

Con información de: Fundación Tortilla, UNAM, Secretaría de Salud