Según encontraron dos grupos de investigación, comer más cacahuates, especias y hierbas en nuestra dieta podría mejorar nuestra microbiota intestinal de forma significativa, si las consumimos por un mínimo de 4 semanas.

(foto: freepik)

Los alimentos sí tienen impacto en la microbiota intestinal

La dieta y nuestra alimentación, dicen los expertos, pueden influir de forma significativa en el tipo y la cantidad de bacterias que habitan en nuestra microbiota intestinal y que pueden contribuir en diferentes áreas de la salud, como:

  • Control de los niveles de azúcar en sangre.
  • Apoyo al sistema inmunológico.
  • Salud cardíaca.

Estos beneficios pueden obtenerse principalmente por la ingesta de alimentos que contengan altas cantidades de fibra, y nuevos estudios sugieren que otros productos, como los cacahuates, las especias y algunas hierbas también impactarían en la microbiota intestinal.

Según especialistas, como la Dra. Lona Sandon, estos alimentos podrían contribuir a la producción de componentes a nivel intestinal que mejoran la salud por medio de cambios significativos en la flora intestinal:

  • Los químicos encontrados en las especias y hierbas, llamados componentes polifenólicos, ayudan a crear un ambiente que impulsa el crecimiento de bacterias buenas.
  • En el caso de los cacahuates, se produce un ácido graso conocido como butirato, que puede controlar el apetito, los niveles de energía e, incluso, mejorar los niveles de azúcar en sangre.

(foto: unsplash)

Los cacahuates podrían hacer cambios importantes

El estudio publicado en la revista Clinical Nutrition, encontró que las personas que consumían 28 gramos diarios de cacahuates, podían ver un aumento significativo de una bacteria en su intestino, capaz de producir butirato en mayores cantidades.

Los investigadores contaron con la participación de 50 personas adultas, que tenían altos niveles de glucosa en sangre en ayuno, así como sobrepeso u obesidad, y a quienes se les indicó consumir todos los días 28 gramos de cacahuates por las tardes.

Después de consumir esta cantidad durante seis semanas, y tras realizar un estudio de las heces fecales, se encontró un aumento de las bacterias Ruminococcaceae y Roseburia intestinalis en los intestinos de los participantes, que pueden ayudar a:

  • Aumentar los niveles de butirato en el intestino.
  • Mejora en los niveles de azúcar en sangre.
  • Reducción en la intolerancia a la glucosa.
  • Pérdida de peso.

(foto: pexels)

También ayudan algunas hierbas y especias

Pero parece ser que los cacahuates no son los únicos alimentos beneficiosos: otro estudio, cuyos resultados se publicaron en la revista The Journal of Nutrition, demostró que las especias y hierbas también podrían ser útiles para mejorar la microbiota intestinal.

Estos resultados fueron obtenidos por los investigadores tras dar a los participantes (48) diferentes cantidades de especias y hierbas, entre las que se incluían canela, jengibre, comino, cúrcuma, romero, orégano, albahaca y tomillo.

Tras cuatro semanas, se hizo una evaluación de muestras fecales y se comparó con las tomadas al inicio del estudio, encontrando así que quienes consumían desde 3.3 gramos de hierbas y especias al día, también tenían mayor cantidad de la bacteria Ruminococcaceae.

(Con información de: Medical News Today, The Journal of Nutrition, Clinical Nutrition.)