La calabaza es un fruto característico del otoño. Su hermoso color naranja inunda las recauderías y los pasillos de supermercados y tianguis y nos deja saber que la época de Día de Muertos y Halloween ya llegó.

Pero además de su valor estético, la calabaza tiene grandes propiedades que benefician a nuestro organismo cuando la consumimos. Existen más de cien variedades de calabaza en todo el mundo y todas pertenecen a la familia de las cucurbitáceas.

Sus principales diferencias radican en su tamaño, color y sabor, pero sus propiedades y beneficios son prácticamente los mismos. Se caracterizan por tener una cáscara muy gruesa, pulpa carnosa y pepitas en su interior.

De acuerdo con El Poder del Consumidor, la calabaza fue la primera planta cultivada en Mesoamérica y fue muy valorada en la época prehispánica por sus pepitas, porque representaban una buena fuente de proteínas y podían conservarse durante mucho tiempo sin echarse a perder.

6 beneficios de la calabaza

La calabaza tiene un sabor neutro y podría decirse que sabe igual de bien en platillos salados o dulces, aunque es más común su utilización en estos últimos.  El pumpkin latte, el pay de calabaza y el dulce de calabaza son de nuestros postres favoritos esta temporada, pero no debemos abusar de ellos, pues la cantidad de azúcar que contienen arruina un poco las propiedades de la fruta.

(Foto: Pixabay)

Dejando de lado los postres, la calabaza es un alimento muy saludable. Según la AARP, una taza de calabaza cocida tiene 49 calorías, casi nada de grasa, 2 gramos de proteína y 3 de fibra, además de que está cargada con betacarotenos, un antioxidante que se convierte en vitamina A en tu cuerpo.

Después de descubrir cuáles son los grandes beneficios que la calabaza te aporta, comprenderás por qué es un superalimento que deberíamos consumir todo el año.

Propiedades de la calabaza

  1. Es el alimento perfecto para tus ojos
  2. Es buena para tu corazón
  3. Puede ayudarte a estar en forma
  4. Dulces sueños
  5. Mejora la apariencia de la piel
  6. Mejora tu sistema inmune y combate la aparición del cáncer

1. Es el alimento perfecto para tus ojos

La calabaza es rica en vitamina A, un nutriente esencial para la salud visual y el sistema inmune. Tan solo una taza de calabaza te puede aportar más del 200% de tu ingesta diaria recomendada de esa vitamina.  Además, contiene luteína y zeaxantina, dos compuestos que protegen tus ojos de la degeneración macular y las cataratas, de acuerdo con la Clínica Cleveland. 

2. Es buena para tu corazón

La calabaza es rica en potasio, un mineral clave para la protección de tu corazón y prevenir enfermedades cardiovasculares. Una taza de calabaza contiene el 16% de la dosis recomendada de potasio, por lo que si quieres mantener a raya tu presión arterial ya sabes qué debes consumir. 

Las semillas además contienen otros compuestos que ayudan a elevar los niveles de colesterol bueno en la sangre, según WebMD. 

3. Puede ayudarte a estar en forma

La calabaza es rica en fibra y baja en calorías, por lo que al consumirla te sentirás lleno, pero sin añadir muchas calorías extra a tu ingesta diaria. Además, la fibra combate los problemas digestivos y ayuda a disminuir el estreñimiento y la inflamación, de acuerdo con WebMD. 

4. Dulces sueños

De acuerdo con WebMD, la calabaza contiene triptófano, un aminoácido que te ayuda a crear un químico llamado serotonina, que además de ayudar a regular el estado de ánimo, es clave para dormir mejor.

(Foto: Pixabay)

5. Mejora la apariencia de la piel

Gracias a su contenido en betacaroteno, que ya dijimos que se transforma en vitamina A en tu cuerpo, consumir calabaza de forma regular puede mejorar la apariencia de tu piel al combatir la inflamación y mejorar la circulación y renovación de células, indica el medio WebMD. 

6. Mejora tu sistema inmune y combate la aparición del cáncer

Además de antioxidantes como los betacarotenos, la calabaza contiene vitamina C, vitamina E y hierro. Una taza de esta fruta aporta el 19% de la ingesta diaria recomendada de vitamina C. Juntos, estos nutrientes ayudan a reducir el daño causado por los radicales libres, lo que podría ayudar a protegerte contra determinados tipos de cáncer, de acuerdo con la Clínica Cleveland. 

¿Cómo comer la calabaza de forma saludable?

Un postre al año no hace daño, ¿verdad? Pero si lo que quieres es obtener las propiedades de la calabaza, te recomendamos que la comas rostizada, horneada, en puré, en humus o en sopa.

Por ejemplo, pon a hornear calabaza y sírvela como complemento a tus platillos, utiliza el puré como acompañamiento de un yogur o avena o haz un smoothie con ella. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de WebMD, Cleveland Clinic, El Poder del Consumidor, AARP)