Mucho se habla sobre la importancia de consumir plátano por sus altos niveles de potasio pero ¿realmente sabes para qué sirve este nutriente y en qué otros alimentos se encuentra? Te contamos todo en los siguientes párrafos. 

De acuerdo con MedlinePlus, el potasio es un mineral que el cuerpo necesita para funcionar correctamente.

Se trata de un tipo de electrolito que es esencial para la función de los nervios y la contracción de los músculos. También ayuda a que el ritmo cardiaco se mantenga constante, que los nutrientes fluyan a las células y se expulsen los desechos de estas. 

¿Qué alimentos contienen potasio?

Generalmente nos dicen que la principal fuente de potasio se encuentra en el plátano y aunque esta fruta sí contiene buenas cantidades del mencionado mineral, lo cierto es que hay otros alimentos que también aportan potasio, como:

(Foto: pexels) 

  • Verduras de hoja verde, como espinacas y col rizada 
  • Frutos de las vides como uvas y moras
  • Vegetales de raíz o tubérculos, como zanahorias y papas
  • Frutas cítricas como naranjas y toronjas
  • Alimentos de origen vegetal como soja o lentejas 
  • Verduras como calabaza, tomate y brócoli
  • Cereales integrales
  • Frutos secos como nueces
  • Frutas como plátano y aguacate
  • Lácteos, carnes y pescados azules

El portal 20 minutos destaca que las cantidades recomendadas de potasio para una persona son de 3.500 mg/día, lo que generalmente se alcanza con una dieta rica en frutas y verduras como las que se mencionan. 

Es importante mencionar que los riñones ayudan a mantener la cantidad adecuada de potasio en el cuerpo, por lo que, si se tiene una enfermedad renal crónica, los riñones no pueden eliminar el potasio adicional en el cuerpo.

En esos casos, será necesario llevar una dieta especial supervisada por un experto en nutrición para reducir la cantidad de potasio que se consume. 

¿Qué pasa si no consumo suficiente potasio

Los Institutos Nacionales de Salud en Estados Unidos (NIH) advierten que obtener muy poco potasio puede tener serias consecuencias en la salud, como: 

  1. Aumento de la presión arterial
  2. Reducción del calcio en los huesos
  3. Más riesgo de cálculos renales

(Foto: pexels) 

Además de una alimentación poco saludable, hay factores que influyen en la pérdida de potasio del organismo, como la diarrea o los vómitos prolongados, el abuso de laxantes, el uso de diuréticos, el consumo de arcilla, la sudoración excesiva, la diálisis o el uso de ciertos medicamentos, lo que deriva en una deficiencia grave de potasio

"En esta afección conocida como hipocalemia, las concentraciones de potasio en la sangre son muy bajas", dicen desde el NIH.

Los síntomas de una hipocalemia incluyen estreñimiento, cansancio, debilidad muscular e indisposición.

Cuando esto no se trata, da lugar a una hipocalemia más grave que puede causar aumento de la micción, disminución de la función cerebral, altas concentraciones de azúcar en la sangre, parálisis muscular, dificultad para respirar e irregularidad del ritmo cardíaco. Puede ser potencialmente mortal.

(Con información de MedlinePlus, 20 minutos, NIH)

Para aprender más de...4 alimentos que no debes comer si tienes 50 o más

¿Por qué hay que cuidar la alimentación?
Al alcanzar los 50 años, las personas suelen sufrir cambios importantes en su organismo, que llegan a alterar la forma en que su metabolismo funciona, haciéndolo más lento, y aumentando sus probabilidades de padecer sobrepeso y obesidad.
(Información de Asociación Americana de Personas Retiradas, AARP.)
Hay alimentos no recomendados tras los 50.
Debido a estas alteraciones en el metabolismo, es muy importante cuidar la alimentación, procurando incluir más alimentos de cierto tipo en la dieta, y evitando consumir otros que, lejos de hacer bien, estarían perjudicando al organismo.
Bebidas azucaradas.
Tanto refrescos como tés embotellados contienen muchos azúcares refinados, que se pueden almacenar en forma de grasa corporal y aumentan los riesgos de padecer obesidad; además, un estudio de la Universidad del Sur de California encontró que consumir de forma regular esta bebida (una al día), aumenta hasta un 78% el riesgo de cáncer de hígado.
Frituras.
Con gran cantidad de grasas saturadas, alteran los niveles de colesterol en la sangre, que al ser elevados, pueden incrementar los riesgos de padecer problemas de tipo cardíaco, e incluso problemas de tipo cerebrovasculares, como derrames.
Alcohol.
Debido a que el metabolismo se ha vuelto lento, la forma en que el alcohol se procesa también se ha alterado, y deja a los mayores de 50 años mucho más susceptibles a los impactos negativos que cualquier bebida con alcohol puede tener, incluida la deshidratación, riesgos de caídas, e inclusos trastornos neurológicos.
Comida instantánea o procesada.
Estos productos pueden ser altos en sodio y en grasas trans, lo que podría incrementar los riesgos de padecer o complicar enfermedades y condiciones de salud como la hipertensión o los niveles altos de colesterol en sangre.