¿Cuántas veces has dicho que ahora si vas a dejar el pan y solo no logras hacerlo y terminas sintiéndote culpable?

El pan es uno de los alimentos más satanizados que hay porque de él solo escuchamos que engorda y que puede causar enfermedades como la diabetes o el sobrepeso y la obesidad.

Sin embargo, en reiteradas ocasiones te hemos platicado que ningún alimento es bueno o malo por sí solo. Lo que hace sano o insano a un alimento es la manera en que lo consumes. Recuerda que la clave de todo es la moderación. 

5 razones por las que no deberías eliminar el pan de tu dieta

Básicamente los carbohidratos son los que se encargan de darnos energía para funcionar correctamente cada día. Sin embargo, se trata de comer los carbohidratos correctos, pues hay carbohidratos simples y carbohidratos complejos

(Foto: Especial)

Los carbohidratos simples son descompuestos rápidamente por el cuerpo para ser usados como energía y se encuentran en forma natural en las frutas, los productos lácteos, azúcares procesados y refinados. 

Los carbohidratos complejos son macronutrientes que vienen de almidones y azúcares naturales y que se tardan más tiempo en ser descompuestos por el organismo. Los dos tipos de carbohidratos se transforman en glucosa y son de las principales fuentes de energía del cuerpo y el cerebro. 

5 razones por las que no deberías eliminar el pan de tu dieta

Estas son 5 razones por las que no deberías eliminar el pan de tu dieta por completo. Si bien el pan es un carbohidrato, los carbohidratos son un nutriente esencial de nuestra alimentación. 

Pero se trata de elegir correctamente el pan. No debe ser pan dulce ni pan refinado, siempre debemos elegir los panes que estén hechos con granos integrales

  • Serás más sano

El pan de granos enteros tiene múltiples beneficios para la salud. Una revisión de estudios en 2016 publicada en el American Journal of Clinical Nutrition encontró que los carbohidratos de granos enteros pueden reducir el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular o cáncer. Se recomienda comer al menos tres porciones de granos enteros al día. 

(Foto: Especial)

  • Puedes vivir más años

Investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard descubrieron una relación entre una dieta rica en cereales integrales y el riesgo de muerte. Los resultados publicados en JAMA Internal Medicine, mostraron que el consumo de cereales integrales disminuía el riesgo general de muerte, especialmente por enfermedad cardiovascular, tanto en hombres como en mujeres. 

  • Te sentirás más feliz

Cuando te sientes mal, comer un pedazo de pan te podría ayudar. Los carbohidratos aumentan los niveles cerebrales de serotonina, un neurotransmisor que mejora el estado de ánimo y frena la ansiedad por tentempiés poco saludables, como los dulces.

  • Puedes perder peso

El pan integral tiene un alto contenido en fibra dietética, lo que tiene un montón de beneficios para la pérdida de peso. Por un lado, la fibra se expande para llenar el estómago, lo que significa que te sentirás lleno más rápido y consumirás menos calorías de una sentada. Y como se trata de un carbohidrato complejo, el trigo integral se digiere más lentamente, por lo que te sentirás satisfecho mucho después de levantarte de la mesa.

  • Puedes regular tus idas al baño

La fibra también es útil para otra función corporal: los movimientos intestinales. Los carbohidratos integrales mantienen el sistema digestivo en marcha y los desechos circulan por el organismo en un ciclo constante.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de The Healthy)